Causa Marita Verón: se iniciará un juicio político al juez que absolvió a los acusados

Fotografía de Internet.

Los abogados de Susana Trimarco, madre de Marita Verón, acudirán a la Legislatura de la provincia de Tucumán para que se reinicie el juicio político a Eduardo Romero Lascano.

Ayer, el abogado de la Fundación María de los Ángeles, Carlos Garmendia, informó que realizará una presentación en la Legislatura pidiendo que se cumpla la remisión de las actuaciones del proceso. Además, de exigir que se fije una fecha, agregó que “si no surge ninguna situación particular, en un máximo en dos meses debería estar terminado el juicio político”.

Eduardo Romero Lascano es uno de los tres integrantes de la sala II de la Cámara Penal que a fines del 2012, dictó el polémico fallo que absolvía a los acusados de haber secuestrado y obligado a ejercer la prostitución a Marita Verón.

Los otros jueces del Tribunal, Alberto Piedrabuena y Emilio Herrera Molina, a diferencia de Romero Lascano lograron la jubilación, beneficio que los dejó al margen del proceso legal. Sin embargo, una vez iniciada la causa, el magistrado logró sancionar una medida cautelar que freno el jury de enjuiciamiento.

Con lo sucedido en el 2012, Susana Trimarco y sus abogados consiguieron pleno apoyo del Poder Ejecutivo provincial para iniciar las acciones necesarias para destituir a los tres magistrados

 

Hace trece años…

Marita Verón desapareció el 3 de abril del 2002, este año se cumplieron trece años de una incansable búsqueda, símbolo de la lucha contra la explotación sexual.

Susana Trimarco, madre de la desaparecida, escribió una carta por el último aniversario en el que hace un balance de todo lo acontecido en este tiempo. La carta dice lo siguiente:

“Han pasado ya 13 años de esa mañana en que me dijo que en un rato nos íbamos a ver.

Muchas cosas pasado en este tiempo y la que más duele es su ausencia. Su hija Micaela se convirtió en una mujercita hermosa y brillante. Su papá ya no está en este mundo.

El delito de trata tuvo su tipificación legal.

Creé la Fundación Maria de los Ángeles para asistir a chicas que vivieron el mismo infierno que Marita.

Se hizo un juicio. Absolvieron escandalosamente a los 13 imputados. Apelamos. Nos dieron la razón. Un nuevo tribunal condenó a 10 de ellos, con entre 10 y 22 años de prisión.

Sin embargo, la sentencia todavía no está firme.

Por lavado de dinero, otros responsables de lo que le pasó a mi hija están presos.

La legislatura provincial aceptó nuestro pedido de juicio político a los magistrados de la Sala II de Cámara Penal. Una medida cautelar de los jueces Romero Lascano y Piedrabuena frenó el proceso de Jury por su mal desempeño maltratando a víctimas durante el juicio.

Pasaron muchas más cosas. Esta es solo una enumeración de hechos, que están marcados por el dolor, la lucha de una madre y la firme convicción de que a como dé lugar voy a encontrar a Marita y voy a exigir justicia por ella hasta el último de mis días.

Abandonar este camino no es una opción y sé que voy a contar con el apoyo de la gente para lograr estos objetivos. Desde lo más profundo de mi corazón, espero que este sea el último aniversario sin ella”.