¿Cómo elegir el mejor servicio de Internet WiFi?

A medida que fue transcurriendo el tiempo, hubo un gran crecimiento en la cantidad de personas que utilizan Internet Wifi. ¿Por qué? Porque esta herramienta de comunicación sirve para estar conectados con amigos, familiares, para trabajar, estudiar e informarse. Básicamente para todo lo que realiza una persona en su día a día.

Sin embargo, no es nada sencillo elegir el servicio de Internet Wifi correcto. Son muchos los factores que intervienen en la conectividad, rapidez y estabilidad del servicio. En concreto, la elección dependerá del uso que sea necesario para cada persona. Alguien que tiene la imperiosa necesidad de usar todo el día Internet Wifi por cuestiones laborales, seguramente precise un servicio mayor al de alguien que sólo lo utiliza para leer las noticias y buscar algunas páginas.

Analizar los aspectos técnicos

Cuando se elige Internet WiFi, ya sea para el hogar o una empresa, se recomienda poder conocer con qué especificaciones técnicas cuenta el servicio. Al hacer esto, el usuario logra optar por el plan con la velocidad WiFi más adecuada.

Uno de los puntos más importantes es el tipo de conexión con el que se hará la instalación. En la actualidad ya no se usa mucho el cableado tradicional, pero en algunos casos se sigue utilizando. Sin embargo, los especialistas aseguran que es preferible la fibra óptica porque su velocidad es mejor y es poco probable que la señal tenga interferencias. La misma está compuesta por cables de hilo de vidrio y los cables tradicionales suelen ser de cobre.

Más allá del detalle de la conexión, hay que analizar el módem WiFi que será instalado debido a que influye en la conectividad. Hace algunos años que se utilizan módems de velocidades de 2.4 o 5.4 Ghz. Esta última es la que tienen los aparatos más actuales, con lo que su rendimiento es superior y trabaja a una mayor velocidad.

También hay que saber el alcance que tendrá Internet WiFi porque es necesario estar seguros si llegará a todos los rincones de la casa o empresa. En algunos casos, la capacidad no logra ser suficiente y muchos usuarios deben añadir un amplificador de señal para que la señal llegue a todos lados.

Estudiar la velocidad del servicio

Sin dudas, es necesario que cada usuario pueda hacer un análisis sobre la velocidad de navegación que elegirá para su casa. En la gran mayoría de los casos, es una de las primeras cosas que analizan las personas antes de tomar la decisión de contratar el servicio de Internet.

Pero, ¿de qué depende la velocidad? De los megas sean contratados. Esto facilitará la descarga de archivos, la reproducción de videos y la carga de los sitios web, ya que todo será más rápido cuanto mayores megas tenga la prestación.

Al momento de elegir un pack de Internet, existe una gran cantidad de planes que la gente elige según sus necesidades y el costo económico. Hay algunos que poseen 20 MB, que son ideales para las personas que no suelen estar conectados todo el tiempo y quieren enviar mensajes o realizar alguna búsquedas en Internet. En caso de subir un poco el nivel de uso, hay planes de 50 MB que permiten realizar algunas cosas más como mirar series y películas online y tener conectados distintos equipos al mismo tiempo.

Para los usuarios que sí deben o desean estar conectados durante todo el día, lo más recomendable son los planes de 100 MB o 300 MB ya que no tendrán ningún tipo de inconveniente para usar el servicio durante las 24 horas.