Murió la Duquesa de Alba

Duquesa de Alba

A los 88 años, Cayetana Fitz-James Stuart falleció en la ciudad de Sevilla. Fue internada ayer a causa de una insuficiencia respiratoria, la cual no logró superar. Dejó una herencia de 3 mil millones de euros.

 

Según contaron sus allegados, la salud de la aristócrata más famosa de su país había comenzado a preocupar cuando el año pasado sufrió una fractura de fémur durante un viaje a Roma y tuvo que ser operada de urgencia. Las posteriores pocas apariciones públicas demostraron que no estaba pasando un buen momento. Hace algunos días se conoció sobre una gastroenteritis que complicó mucho su estado general, pero fue una neumonía la que terminó por vencerla.

La Duquesa de Alba, mujer con más títulos nobiliarios en Europa, fue acompañada hasta las últimas horas por sus seis hijos, quienes viven en diferentes puntos del continente pero se congregaron para estar junto a su madre en este difícil momento, sin esperar el trágico desenlace que terminó con su vida. Además de ellos estuvo presente Alfonso Díez, su tercer marido, 25 años menor.

Medios españoles afirmaron que la herencia dejada por la famosa dama es de 3 mil millones de euros, la cual sería distribuída en partes iguales a cada uno de sus seis hijos.