A los 111 años falleció Alexander Imich, el hombre más viejo de mundo

Alexander ImichEra un químico retirado y parasicólogo, quien murió el domingo en la ciudad de Nueva York. A pesar de su edad no era la persona más longeva del planeta, ya que la japonesa Misao Okawa alcanzó los 116.

 

El domingo pasado a la edad de 111 años, falleció Alexander Imich, el hombre más viejo del mundo. El anciano récord fue un inmigrante polaco nacido el 4 de febrero de 1903, químico retirado y parasicólogo, que le atribuye su longevidad a los buenos genes, nutrición apropiada, ejercicios y que no tuvo hijos.

Imich murió por causas naturales en un geriátrico donde vivía desde 1986 (año en que su mujer perdió la vida) ubicado en Manhattan, Nueva York. Su deceso fue anunciado por una de sus nietas, Karen Bogen, y uno de sus amigos, Michael Mannion, quienes lo habían visitado en la noche del sábado, según indica ‘The New York Times’.

Según el Libro Guinness de Récords Mundiales, el polaco era el hombre más anciano del mundo desde la muerte en abril del italiano Roberto Licata, a sus 111 años y 357 días de vida, según el Grupo de investigación gerontológica de Torrance, en California. Sin embargo, a pesar de la larga vida de Alexander, según los últimos datos recogidos en abril pasado, al menos 66 mujeres tienen más años que él, siendo Misao Okawa, con 116 años, la más anciana del planeta.

Alexander Imich, de familia judía, se exilió en Estados Unidos en 1952 después de haber abandonado su país con su esposa en 1939, cuando los nazis invadieron Polonia y haber pasado por campos de trabajo de la antigua Unión Soviética. Doctorado en zoología por la universidad de Cracovia, en Estados Unidos se convirtió en un eminente parapsicólogo. Tras su muerte, el japonés Sakari Momoi, nacido solo un día después que Imich, se convierte en el hombre más viejo del mundo