Bennu: El “asteroide de la muerte” que podría chocar con la Tierra

La NASA prepara una misión para investigar las rocas del denominado “Armageddon”. La sonda OSIRIS-REx regresará a nuestro mundo recién en 2023.

Los peligros espaciales son una preocupación para la NASA y por ello el trabajo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de los Estados Unidos celebró el descenso de la sonda OSIRIS-REx en la órbita de Bennu, un asteroide que representa un peligro para la Tierra.

Por su trayectoria, el planetoide podría chocar rozar la Tierra y ya fue apodado como el “asteroide la muerte” y el asteroide “Armageddon”, aunque desde la Agencia espacial afirman que el objetivo de esta misión es principalmente científico.

OSIRIS-REx emprendió un viaje de dos años para llegar de la Tierra hasta la órbita de Bennu. Allí investigará durante dos años su terreno y recolectará, al menos, 60 gramos entre tierra y rocas. Luego, la nave empacará las muestras en una cápsula y regresará a nuestro planeta en 2023, donde se espera que caiga en el desierto de Utah.

Bennu se acerca a la Tierra cada seis años y tiene una posibilidad bastante alta de impactarla a fines del siglo XXII. A diferencia de la mayoría de los asteroides que giran alrededor del Sol en el cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter, este se encuentra casi cruzando nuestro planeta.

De acuerdo a la investigación que realizó la NASA, Bennu podría pasar más cerca de la Tierra que de la Luna en 2135 y el riesgo aumentaría mucho más entre 2175 y 2195. Sin embargo, se estima que es muy poco probable que esto ocurra y con los datos de la sonda OSIRIS-REx se determinaría de una forma mucho más precisa cómo desviar los asteroides.

Entre sus características está compuesto por “regolito” y tiene un diámetro de 492 metros, que es un poco más grande que la altura del Empire State Building en la ciudad de Nueva York, y gira una vez cada 4,3 horas.