¿Cómo elegir un buen cerrajero?

Hoy en día un cerrajero es una persona capaz de brindar soluciones de seguridad en diferentes tipos de propiedades: hogares, locales comerciales, comunidades, etc.

En las últimas décadas los cerrajeros han tenido un gran auge. Los tiempos han cambiado, eso es inevitable, y las personas buscan más seguridad tanto en sus negocios como en sus hogares, y la profesión del cerrajero es primordial para ello.

Si necesita un cerrajero profesional y de confianza puede buscarlo en el siguiente link: ver

¿Cuál es el origen histórico del cerrajero?

Es una profesión antigua, que inicialmente empezó como herreros, ya que van de la mano con el uso de la forja (proceso utilizado para fundir hierro, darle forma y poder utilizarlo, y en el caso de cerrajería, para formar las llaves y cerraduras).

El ser humano, desde los inicios, ha querido sentirse seguro y protegido, a causa de esta necesidad de seguridad propia, surge el conocido oficio de la cerrajería, tal y como hoy lo conocemos.

Antiguamente existían cerraduras de madera, ya que las de hierro eran exclusivas de los ricos, también hacían uso de los candados. Los artesanos diseñaban cerraduras con detalles y relieves que les hacían lucir elegantes, y se desarrolló el pestillo que es el cerrojo que mueve la llave. Con el paso del tiempo se fueron creando mejoras, las llaves y cerraduras fueron cambiando, mejorando sus diseños y volviéndose más seguras.

Hoy en día se fabrican cerraduras y llaves a partir de producciones en serie, con la mejora de los materiales y la complejidad de sus mecanismo de cierre y apertura, un avance de mayor seguridad.

Algunos tipos de cerradura y sus inventores:

  • Roberto Barron, que en 1778 patentó una cerradura doble del vaso, la primera mejora razonable en seguridad de la cerradura, debido a que el perno solo se podía extraer con la llave correcta.
  • José Bramah patentó la cerradura de seguridad en 1784, también llamada de resorte. Su cerradura era considerada como inquebrantable, por lo cual implantó un desafío a abrir sin la llave, y pasaron 60 años hasta que Alfred Charles Hobbs pudo lograrlo.
  • Jeremiah Chubb patentó su cerradura del detector en 1818. Su invento funcionaba a través de seis palancas y gracias a esta invención recibió un premio por parte del gobierno.
  • James Sargent describió la primera cerradura de combinación llave-cambiable en 1857. De esta forma se podía cambiar el diseño sin cambiar todo el dispositivo. Su cerradura llegó a ser popular entre los fabricantes y el departamento del Tesoro de Estados Unidos. En 1873, también patentó un mecanismo llamado cerradura del tiempo, la cual daba un determinado tiempo para abrir antes de volverse a bloquear.
  • Samuel Segal, quien era policía, inventó las primeras cerraduras de la “jemmy-prueba” en 1916, estas servían para proteger desde adentro de posibles ataques.
  • Harry Soref fundó la Master Lock Company en 1921 y patentó un candado mejorado en 1924 con una cubierta de la cerradura de la patente construida fuera del acero laminado.
  • Linus Yale, Sr. inventó la cerradura del vaso del perno en 1848, que consiste en pequeños tubos interiores de distintas longitudes para lograr identificar las llaves. Fundó su compañía Yale en 1840, especializada en alta seguridad.
  • Linus Yale, Jr., que se unió a su padre en el negocio y mejoró su cerradura en 1861, usando una llave más pequeña y plana con los bordes serrados, que es la base de las cerraduras modernas del perno-vaso. Yale desarrolló la cerradura de combinación moderna en 1962.

¿Cómo es un buen cerrajero en la actualidad ?

El desafío del cerrajero actual no es solo atender la cerrajería de urgencia, sinó también el de mantenerse constantemente actualizado de todas las nuevas técnicas mecánicas o electrónicas del sector, y a su vez ser capaz de ofrecer un servicio acorde a ello.

El cerrajero actual es valorado por su conocimiento en cuanto a sistemas de seguridad de todo tipo, pero sin dejar atrás las cerraduras y cierres de toda la vida. Se tiene en cuenta que no solo realice su trabajo, sino que también ofrezca una garantía a largo plazo.

La honestidad es hoy más que nunca también algo que se valora mucho en el perfil del cerrajero actual, tanto por personas como por empresas. Dado que un cerrajero tiene acceso a sistemas de seguridad de sus clientes, es muy importante que sea de confianza. Principalmente en el campo empresarial, un cerrajero que es reconocido por su honestidad y profesionalidad, fideliza mucho más y más rápido clientes que buscan contar con un cerrajero en quien puedan confiar sin arriesgarse para cuando se necesite.