Packs de internet para todo tiempo y lugar

Fuente: unsplash

Un mensaje por Whatsapp, escuchar una playlist de Spotify desde el celular, usar los mapas de Google para saber cuántas paradas hay desde que se toma un colectivo hasta el destino final consume datos del pack de Internet. Basta ponerse a pensar todo lo que se realiza diariamente a través del teléfono celular para advertir que entretenerse, comunicarse, estudiar, trabajar, implica consumo de datos.

Hay más de 5.460 millones de suscriptores de telefonía móvil en el mundo, y esta cifra crece a un ritmo de casi 3% anual, según la GSMA, la entidad que agrupa a las principales operadoras de telecomunicaciones del mundo. Esa es la dimensión global de los packs de internet.

Esto implica que el volumen de datos que se genera a través de los celulares también crece de manera exponencial. A tal punto, que el tráfico de la red móvil global se ha duplicado en los últimos dos años, Solo entre el primer trimestre de 2021 y el primero de 2022, ese incremento fue de 40%, en momentos en que todavía existían restricciones en el mundo debido a la pandemia.

Así lo indicó el Ericsson Mobility Report publicado en 2022 y que da cuenta del valor de los servicios móviles lo que, a su vez, se traduce en una exponencial producción de volúmenes de datos.

De hecho, en los últimos cinco años, la generación de datos digitales se multiplicó por cuatro a nivel mundial, de acuerdo a un reporte de la consultora Valuate Reports. Esto continuará repitiéndose en el futuro, a tal punto que la previsión es que entre 2019 y 2026 ese volumen experimente un crecimiento compuesto de 14,8% anual.

¿Por qué se produce semejante crecimiento del volumen de datos? La respuesta es simple: a medida que más personas están conectadas y se apropian de los diversos servicios digitales, producen y trafican más información.

Fuente: unsplash

Como esto forma parte de la vida cotidiana, hay que estar preparados siempre o, mejor dicho, abastecidos de suficientes datos para poder ejecutar cada actividad diaria. Los planes de internet suelen ser la herramienta fundamental de todo usuario de telefonía móvil para tener la certeza de que se cuentan con los suficientes datos para realizar cualquier actividad.

Packs de internet pospagos y prepagos

Los packs de datos permiten conectarse a internet en todo momento y pueden ser contratados tanto por los usuarios que tienen el servicio móvil mediante un abono como por quienes lo contratan por el sistema prepago. Esta es una de sus ventajas: todo usuario de telefonía móvil puede contratar el pack de internet que mejor le convenga.

Sucede que los packs vienen con diferentes cantidades de gigas de internet para consumir, hecho que lo convierte en una herramienta que se adapta a las necesidades de cada uno y a los momentos en que se consumen más o menos datos.

La cantidad de gigas que se compren a través del pack de datos dependerá de las actividades que cada persona realice: será de una cantidad menor en aquellos casos en que se necesitarán los datos solo para mensajear, y mucho mayor cuando se los requiera para consumir videos o hacer un vivo a través de cualquiera de las plataformas de streaming.

Flexibilidad para cualquier actividad

Hay planes de internet que se adaptan, por ejemplo, a los requerimientos que surgen cuando se viaja, que es cuando puede haber un mayor consumo por las necesidades de estar conectados para reservar un hotel, buscar un bar o encargar comida.

Además, hay otros packs de datos que pueden renovarse una vez que se consumió lo que se contrató. Lógicamente, esta alternativa está en poder del usuario de activarla o no, pero es una buena opción para quienes son un poco distraídos con estos temas.

Fuente: unsplash

En definitiva, la ventaja de los packs de internet es que están disponibles para usuarios de líneas pospagas como de líneas prepagas, que son flexibles y se adaptan a cada necesidad puntual y que permiten continuar realizando todas las tareas que, como se vio al principio, consumen datos, datos y más datos, todos esos mismos que generamos cuando realizamos alguna transacción que nos ayuda a resolver cosas cotidianas con facilidad.

Datos, datos, datos. Los packs de internet sirven para contar con ellos en todo momento y lugar.