6.5 C
Córdoba
martes 21 mayo 2024

Ese derecho llamado portabilidad numérica

SociedadEse derecho llamado portabilidad numérica

¿Pasar a otra compañía o permanecer en la actual? ¿Conviene la portabilidad numérica? En tiempos donde las variables macroeconómicas suelen generar dolores de cabeza y poca previsibilidad, que una operadora de telecomunicaciones ofrezcan descuentos y beneficios promocionales durante 12 meses es casi tan transgresor como mantenerse en matrimonio con la misma persona por más de tres décadas.


Fuente: Unsplash

Hay matrimonios que lo logran, por supuesto. Pero en estas líneas no se hablará sobre las parejas, sino sobre la conveniencia de la portabilidad numérica, ese derecho que asiste a los usuarios de servicios móviles y que les permite cambiarse de compañía sin perder su línea, su número de celular.

Cuando una persona decide optar por la portabilidad, lo hace pensando en su conveniencia económica, en su bolsillo, en la compañía que le ofrece un mejor servicio. Por eso, este servicio está enmarcado en una resolución emitida por la Secretaría de Comunicaciones hace más de 10 años, y en marcha efectiva desde marzo de 2012.

Cuando una persona opta por la portabilidad numérica, nadie puede oponerse a ello, comenzando por las mismas compañías móviles, que son las que deben recepcionar el pedido del cambio por parte de los usuarios.

Se trata de un trámite sencillo, en el que se manifiesta la intención de cambiarse de empresa a través de una llamada al centro de atención al cliente de la operadora elegida, o por los canales digitales de que disponen las prestadoras para esos asuntos, o de forma presencial.

¿Cuánto demora la portabilidad en Argentina?

Una vez iniciado el trámite, la portabilidad debe concretarse en un lapso que no exceda las 48 horas hábiles. Se trata de un proceso transparente, donde la persona que optó por este derecho nunca queda incomunicada. El traspaso técnico se realiza en horas de la madrugada, cuando la mayoría está descansando. Antes que eso ocurra, la operadora elegida hará llegar al cliente el chip que lo habilita como nuevo usuario de esa empresa.


Fuente: Unsplash

Así como nadie puede negar el derecho a la portabilidad numérica, el único requisito que el usuario debe cumplir para cambiar de compañía es haber permanecido un mínimo de 30 días como cliente de una operadora. En otras palabras, una persona puede cambiar de empresa todas las veces que quiera, siempre que cumpla con el mes de permanencia.

Entre descuentos y beneficios

Además de ser un derecho, la portabilidad es un factor de competencia. Para evitar que los clientes se vayan a otras empresas, las operadoras móviles buscarán el modo de dar el mejor servicio, y ese será el “gancho” para buscar atraer a los clientes de las compañías competidoras.

¿En qué consisten esos “ganchos” de atracción para hacer uso de la portabilidad y sus planes? Como se dijo más arriba, las compañías brindan descuentos a quienes decidan pasarse a sus filas, a lo que suman otros beneficios por lapsos que pueden ir de los 6 a los 12 meses.

La portabilidad numérica alcanza tanto a quienes pagan un abono mensual como a quienes optan por la modalidad prepaga. Para unos y otros habrán beneficios distintos, aunque siempre convenientes.

Algunos de esos beneficios pasan por dar servicios gratis, como Whatsapp, o tener roaming disponible en caso de que surja un viaje al exterior. Son extras que pueden variar según el tipo de plan que se tenga en el caso de los clientes que pagan un abono, pero que siempre son una alternativa atractiva pues se incluyen servicios de streaming, de almacenamiento, de redes sociales y hasta de gaming, según el caso.

Quienes no están conformes con el servicio móvil que reciben pueden acudir siempre a la portabilidad numérica para contar con la posibilidad de tener una mejor prestación y más beneficios. ¡Es muy fácil y rápido!

Dele un vistazo a nuestro otro contenido.

Más noticias

Tendencias:

Noticias destacadas