Jorge Rial y su revelación sobre la eutanasia: “Tengo un papel firmado dando mi consentimiento

El conductor contó que firmó un documento para quitarle el peso a sus hijas y a su esposa de decidir sobre su vida.

El estado de salud de Santiago Bal, hoy en coma farmacológico, hizo que Jorge Rial (58) se anime a hablar de un tema que siempre resulta polémico: la decisión de continuar viviendo en un caso de extrema enfermedad o de una enfermedad terminal, abriendo el juego a hablar en su ciclo de eutanasia, muerte digna y terminó contando que el mismo tiene un Testamento Vital.

Un Testamento vital es un documento en el que una persona expresa Voluntades Anticipadas sobre las atenciones médicas que desea recibir en caso de padecer una enfermedad irreversible o terminal que le lleve a un estado que le impida expresarse por sí misma. “¿La ley argentina contempla la posibilidad que un paciente haya firmado previamente un permiso para, ante cierto momento de su vida, lo que se llama vulgarmente ‘desconectar’? ¿Hay casos así?”, le preguntó el conductor al doctor Edgardo Zimmerman, director del IMAC, el centro médico donde está internado Santiago Bal.

Lejos del caso del humorista, el médico afirmó que sí existe y se explayó: “La familia decide que uno no haga ninguna maniobra cruenta, como puede ser una traqueotomía o cualquier procedimiento que pueda intervenir sobre el paciente, independientemente de la medicación. La familia puede optar no someterlo a esa decisión y uno lo acata con un consentimiento firmado”, respondió y unos minutos después el animador explicó su pregunta e hizo una fuerte confesión.

“Traje este último concepto porque se habla mucho de esto. Es un límite finito entre la voluntad de dejar de vivir ante una situación extrema y la eutanasia, más allá de que a la eutanasia la podemos discutir y si me preguntas yo creo que estoy a favor”, aseveró.

“Vos podés firmar un papel para dar tu consentimiento en casos extremos. Yo lo tengo firmado hace tiempo, ahí las libero a mis hijas de tomar esa decisión. En un principio fue para mis hijas y ahora es para Romina. Las libero de tomar cualquier decisión ante un hecho puntual, no estoy diciendo que me duele la cabeza y me pisen la manguera”, comentó, poniéndole humor al tema.

“El caso emblemático es el de Gustavo Cerati”, argumentó Rial. “La mitad de la gente decía que no sufra más, pero su madre seguía creyendo que podía despertarse. ¿Contra eso qué hacés? Si él hubiera tenido algo firmado era distinto para todos. Hay algo que está por encima de la fe y la esperanza, que es la Ley. Si vos firmaste, hay que respetarlo. Existe eso y se puede hacer”, reveló, contundente.

Los panelistas del ciclo indagaron en los motivos personales que lo llevaron a hacer un Testamento Vital: “Lo hice porque debe ser jodido para los que te aman estar ahí y decir ‘vamos hasta lo último’, y vos sabés que ya no das más. ¿Por qué cargarles con eso?”, reflexionó, y fue más allá cuando Adrián Pallares apuntó que no tenía una edad para estar pensando en la muerte.

“¿Y a qué edad tenés que pensar en la muerte? ¿Ustedes no tienen seguro de vida? Bueno, es lo mismo. ¡Somos finitos, papi! Nos vamos a morir todos, eh. Durante mucho tiempo estuve solo y yo tenía a mis dos hijas. Ahora estoy casado felizmente y te lo planteás de otra manera. Tiene que ver con la dignidad, es mi ultimo momento, es mío y tenés que respetarlo. Punto”, lanzó, polémico.

“Lo hice porque en algún momento de mi vida estaba muy solo, con mis hijas muy chicas y yo no sabía qué podía pasar. Cuando estás solo te lo planteás, no por vos. Yo no pienso en morirme, ¿pero y si te pasa? ¿Y mis hijas? Ahora es distinta la situación, por suerte. Igual está firmado y no lo voy a romper”, finalizó Jorge Rial.