Boleta Única: el proyecto ingresará al Senado en un escenario desfavorable para la oposición

Pese a los temores de no poder logar los votos necesarios para darle media sanción en Diputados a la Boleta Única, la oposición en la Cámara Baja finalmente logró su objetivo en la que, a priori, era la instancia más amena de todas las que deberá atravesar el documento de reforma electoral y le dio media sanción al proyecto.

Ahora, el proyecto deberá pasar por el Senado donde es otro el cantar y las intenciones de la oposición pueden verse truncas. La oposición es minoría con 33 senadores y deberá apostar a que el bloque del Frente de Todos de 35 senadores se parta y algunos legisladores se inclinen en favor de acompañar la Boleta Única.

La tarea no sera facil, la presidente del Senado, Cristina Kirchner, ya se posicionó fervientemente en contra del proyecto a sabiendas de que ello puede impactar en una merma de votantes en los próximos comicios y condicionó a todo el bloque a que acompañen su postura. De cumplirse, tiraría por la borda los deseos de la oposición de que se convierta en ley.

Difícil, sí. Imposible no. En Juntos por el Cambio apuestan a que tres senadores oficialistas, los necesarios para dar vuelta la votación, podrían acompañar el proyecto a pesar de la bajada de línea de CFK: se trata del jujeño Guillermo Snopek, quien ya había presentado un proyecto similar con el ex senador Esteban Bullrich; el entrerriano Edgardo Kueider, y el correntino Carlos Espínola quienes buscaron impulsar la Boleta Única en sus provincias.

Desde la oposición ya comenzaron las gestiones para poder convencer a los senadores de votar de forma positiva al proyecto. Sin embargo, nada es seguro: cambiar el voto implica desafiar a CFK y ponerse en contra de todo su bloque. Un precio muy alto para dicha decisión.

De concretarse, hasta el momento la oposición cuenta con los 33 votos de sus legisladores más el del rionegrino Alberto Weretilneck (sus dos diputados votaron a favor e impulsaron el proyecto) y la cordobesa Alejandra Vigo. Así la suma alcanza los 35 votos y les faltarían dos más para alcanzar la mayoría absoluta de 37 que transformaría al proyecto en ley. La oposición tendría un senador de margen de error entre los tres que intenta convencer.

El último eslabón es igual de difícil pero allí la oposición no puede hacer nada. De aprobarse en el Senado todavía deberá ser promulgado por el presidente, Alberto Fernández, que ya se expresó en contra del proyecto y amenazó con vetarlo terminando con el sueño opositor de lograr la Boleta Única en los próximos comicios.

“Podría llegar a pasar que logremos alcanzar los ansiados 37 votos en el Senado y que el presidente la vete. Si eso llegara a pasar, el año que viene volveremos a votar con este sistema antiguo, lleno de trampas, costoso y poco equitativo. Pero este proceso que recorrimos hasta acá igual habrá tenido sentido, porque no tengo dudas de que en el 2023, cuando tengamos mayoría en el Senado lo haremos ley nosotros”, adelantó la diputada opositora Silvia Lospennato, tras la media sanción, sobre un eventual veto del mandatario.