Por la fuerte caída, los bonos en dólares valen lo mismo que en la previa del default de 2001

Advierten sobre los riesgos de un default, lo que requeriría de una nueva reestructuración de deuda, algo que también preocupa a al ministro de economía argentino Guzmán.

Los riesgos del default sobrevuelan al Gobierno argentino por enésima vez. Las causas que alertan al Estado se reflejan en la fuerte caída de los bonos soberanos que al día de hoy valen lo mismo que en 2001, antes de que estallara la crisis.

Los precios a los que se encuentran los bonos son los de default. La caída abrupta de la deuda lleva a la renta fija local a operar en un contexto de fuerte estrés financiero, lo cual implica que el mercado especula con altas chances de ver un evento crediticio en el corto o mediano plazo.

El mercado no para de hablar de este fenómeno y advierte sobre los riesgos de un default, que requiera una nueva reestructuración de deuda, algo que preocupa por estos días al ministro de Economía, Martín Guzmán.

La abrupta caída en los bonos durante 2001 llevó a que la deuda pase a operar de niveles de u$s 80 en promedio en junio a niveles de u$s 32 en diciembre de dicho año. El escenario actual es similar, tras el colapso reciente a niveles debajo de u$s 32.

“Los bonos están cayendo demasiado y esa conducta parece disociada de lo que sucede con las acciones, que si bien están bajando, no muestran una caída semejante”, opina el economista especialista en el mercado de capitales Christian Buteler.

Y considera que el motivo principal, de este comportamiento es la falta de confianza. Porque “el tiempo va pasando y la Argentina no genera las bases para poder volver al mercado de deuda”.

Por su parte, Nery Persichini, head de estrategia de GMA Capital, advierte que detrás de los precios de los bonos hay una probabilidad implícita de default de 97% a 10 años.

“Las dudas sobre el acuerdo con el FMI y la ausencia de novedades sobre un plan de crecimiento con un sendero fiscal sostenible empujaron al mercado a esperar una nueva reestructuración más agresiva en los próximos años. Los precios hablan de un haircut sobre el recovery value de más de 70% desde 2025, cuando los vencimientos de los nuevos títulos reestructurados alcanzan los u$s 9500 millones”, dijo Persichini.

En este sentido, al día de hoy los Globales tienen, 15 meses después de que el Gobierno reestructure la deuda, el mismo valor que tenían los Globales en 2001, cuando la Argentina estaba ingresando en un evento de crédito.

Los analistas de Portfolio Personal Inversiones (PPI) remarcan que, con los precios hasta hoy, y considerando que todavía quedan cuatro ruedas para cerrar noviembre, ya son tres meses consecutivos que los títulos argentinos acumulan bajas de entre 4% al 6%.

“En este marco, la probabilidad acumulada a default a cuatro años tocó nuevos máximos post restructuración ubicándose por encima del 83%.”, comentaron.