Crisis en el sector automotriz: hay más de 7 mil trabajadores suspendidos en dos meses

Debido a la estrepitosa caída de las ventas, las empresas del sector paralizan la producción y suspenden obreros para evitar despidos. La última fue Renault, que suspendió 1500 operarios.

El sector automotriz no puede recuperarse de una fuerte crisis producto de la caída de las ventas de automóviles en un contexto economía en recesión. Desde septiembre del año pasado los indicadores comenzaron a mostrar números en rojo, que hoy tienen como consecuencia 7 mil trabajadores suspendidos en los dos primeros meses del año. Ante la merma en las ventas, las empresas deben paralizar la producción. Renault fue la última en sumarse a esta medida, con la suspensión de 1.500 operarios.

Tras un acuerdo con el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA), la compañía de bandera francesa paralizó su planta en Santa Isabel, Córdoba, donde se producen los modelos Renault Kangoo, Sandero y Logan, y Nissan Frontier. Allí se paró la planta durante los tres días hábiles de esta semana y los trabajadores cobrarán el 75% de su salario, aunque la compañía se comprometió a evitar despidos en el corto y mediano plazo.

En total ya son seis las terminales automotrices que dispusieron suspensiones de personal para recortar la fabricación. Grupo PSA paralizó la producción de su planta de El Palomar, donde ensambla modelos de Peugeot y de CitroÙn, y suspendió la semana pasada a 1.000 operarios por todo el mes de marzo, en tanto, no descartan que la medida se extienda en el mes de abril.

La empresa japonesa Honda, por su parte, decidió la suspensión de más de 700 trabajadores por tres semanas en su planta de motos y cuatro la de la camioneta HR-V, en Campana. Ambas líneas fueron paralizadas a partir del 25 de febrero, aunque aseguran que las motos volverán a montarse el 18 de marzo y los autos, desde el 25.

Los operarios de General Motors, unos 500 de ellos, se ven afectados desde el mes de septiembre cuando la empresa comenzó a suspender un turno, medida se extenderá hasta mayo, en donde sólo se cobra el 70% del salario, en caso de poder trabajar.

Fiat Chrysler Automobile (FCA) no trabaja ni este ni el próximo viernes, con unos 2.000 trabajadores afectados e Iveco, del grupo CNH Industrial, comunicó a sus proveedores que en marzo trabajará durante 10 días. La fábrica de camiones fue más afectada que la planta de motores FPT Industrial, del mismo grupo.