UPC: El proyecto de Cambiemos se presta para la utilización política

Este miércoles se realizó la 3º Sesión Ordinaria de la Legislatura de Córdoba, donde el interbloque Cambiemos presentó un pedido de repudio contra Zaffaroni, quien admitió en público su deseo que el presidente Mauricio Macri se fuera “lo antes posible”.

Los legisladores de Cambiemos presentaron un proyecto para cuestionar las afirmaciones del juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eugenio Raúl Zaffaroni, pero no fue aprobado ni tuvo unanimidad.

Entre los fundamentos del proyecto se indica que “es de una gravedad institucional manifiesta que un juez en actividad de la CIDH exprese que desea que un gobierno democrático termine anticipadamente su mandato. Cada vez que se interrumpió un proceso democrático los argentinos hemos vivido los peores momentos de nuestra historia. Si hay una lección que hemos aprendido es que debemos ante todo defender la democracia como valor primordial para construir nuestra República”.

El texto de la iniciativa agrega: “Se trata de declaraciones que tienen un carácter claramente antidemocrático, que desconocen la voluntad popular expresada en las urnas en las dos últimas elecciones, y totalmente inaceptables para una persona que fue ministro de la Corte Suprema y que actualmente se desempeña como Juez de la CIDH”

Unión por Córdoba rechazó el proyecto sin hacer uso de la palabra. Luego de la sesión, el legislador Carlos Gutiérrez explicó que el proyecto de repudio se presta para la utilización política.

“En lo personal y también mis pares de bancada rechazamos los dichos de Zaffaroni, pero no queremos hacer una cuestión política, porque hubo funcionarios macristas que también se equivocaron feo cuando hablaron del combate del delito a través de la mano dura. Esas declaraciones tampoco son democráticas”, dijo el presidente del bloque de legisladores de Unión por Córdoba.

Zaffaroni aseguró ayer que “no es un golpista”, y negó que vaya a renunciar a su cargo en la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“No soy un golpista en lo absoluto y es imposible hoy en Argentina producir un golpe de Estado. Tampoco hay una fuerza política ni social con capacidad de desestabilizar al gobierno” sostuvo en dialogo con FM Futurock. “Cuando digo que se vayan lo antes posible, hablo en un sentido constitucional”, agregó el ex miembro de la Corte Suprema.