El Banco Central esconde bajo llave un dato clave para medir el desempleo

Se trata de información acerca de las cuentas sueldo activas, dato que no se publica desde junio. Si se cierran las cuentas sueldo, es un indicador de informalización laboral o pérdida de puestos de trabajo.

El Banco Central de la República Argentina dejó de publicar los datos de la cantidad de cuentas sueldo activas en el país, un dato que es usado para medir el nivel de ocupación y su evolución en el tiempo.

Según dio a conocer, los datos dejaron de ser publicados en junio último. En su última publicación, el Banco Central dejó entrever una pérdida de puestos laborales, ya que las cuentas sueldo en el primer trimestre del año se redujeron en 311.000, al pasar de 8.029.168 -registradas al cierre del 2013- a 7.717.422  al 31 de marzo último.

Ayer, el Indec reconoció una suba en el nivel de desempleo en el país en comparación al 2013. En el segundo trimestre, el nivel de desocupación entre los argentinos fue de 7,5%, cuando en el mismo período del pasado año ese ítem se ubicaba en 6,8%.

Para entender la importancia del dato ocultado por la entidad ahora presidida por Alejandro Vanoli, es necesario explicar que una caída en el nivel de cuentas sueldo registradas implica destrucción de puestos de trabajo o informalización, es decir, un puesto registrado y en blanco que pasó a negro, bien por la merma en la rentabilidad del empleador, bien porque la presión fiscal que lo llevó a informalizar el salario de su empleado.