A pesar del pedido de los buitres, Griesa no declarará a la Argentina en “desacato”

Juez-Thomas-Griesa

Fue en la audiencia convocada luego de la presentación del proyecto de ley por parte del gobierno nacional para el pago de la deuda. El juez neoyorquino consideró que nuestro país adoptó una posición “ilegal” pero negó la solicitud de los holdouts.

 

El juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, convocó ayer a una nueva audiencia en el marco del litigio entre la Argentina y los fondos buitre. Fue luego del envío de un proyecto de ley por parte del gobierno nacional al Congreso que viabiliza el “pago soberano local de la deuda exterior de la República Argentina”.

La reunión arrancó a las 15 (16 en Argentina) con un pedido de los fondos buitre para declarar en “desacato” a la Argentina, tras la presentación de la iniciativa que cambia el domicilio de pago de la deuda. Sin embargo, el magistrado negó el pedido de los holdouts, por ser “muy prematura” y volvió a instar a las partes a que se sienten a negociar con Daniel Pollack como mediador.

Griesa consideró que la Argentina adoptó una posición “ilegal” al proponer un cambio de jurisdicción de pago de los bonos ingresados al canje. Los abogados que representan a nuestro país admitieron no estar al tanto del proyecto oficial, informaron fuentes presentes en la audiencia.

Según informó la agencia internacional Reuters, el abogado que patrocina a los holdouts, Robert Cohen, pidió la palabra al comenzar la reunión y solicitó sanciones contra el país y aseguró que la propuesta para cambiar la jurisdicción busca “evadir” la orden emitida por la Corte del Segundo Distrito Sur de Nueva York.

El proyecto, anunciado el martes pasado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, contempla la creación de instrumentos legales para el cobro de los servicios de la totalidad de los tenedores de bonos y de aquellos que no ingresaron a los canjes implementados en 2005 y 2010.