Fiat canceló su propuesta de fusión con Renault

El grupo neerlandés tomó la decisión tras que el gobierno de Francia buscó demorar una votación del directorio de la empresa sobre el acuerdo.

Así lo informan la agencia Bloomberg y el Wall Street Journal. De esta manera, queda desestimada una alianza que la hubiera colocado como el tercer mayor productor de vehículos, con 8,7 millones de unidades al año, solo detrás de Volkswagen y Toyota.

Eso viene a colación de la decisión sobre la oferta que hizo el fabricante francés, luego de horas de deliberación realizadas en París por su junta directiva.

“El Consejo de Administración no pudo tomar una decisión debido al deseo expresado por los representantes del Estado francés (dueño del 15 por ciento de las acciones de Renault) de posponer la votación a otro consejo”, informaron los galos a través de un comunicado.

Otra empresa afectada por esta ahora caída fusión era Nissan, socia de Renault que no quería dejar avanzar la alianza entre las marcas europeas.