Arabia Saudita: el proyecto de energía solar más grande del mundo

El Longyangxia Solar Park (China) es actualmente la mayor planta solar del mundo, con una capacidad total de 850 megavatios, suficiente para alimentar las necesidades energéticas de 140.000 hogares. La planta, que fue construida íntegramente por Powerchina, se extiende a lo largo de 26 kilómetros cuadrados en el desierto de la provincia de Qinghai.

Dotaría a la matriz energética de 200 GW  y costaría 200 mil millones de dólares generando 100.000 empleos. Estos son los números del Proyecto Solar de SoftBank, que se convertirá en la mayor huerta solar del mundo gracias a un acuerdo firmado por Arabia Saudita y el Fondo Visión de la compañía japonesa SoftBank.

El proyecto podría ayudar a Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, a pasar de los combustibles fósiles a las energías renovables para su autoconsumo.

Los saudíes y SoftBank, firmando un contrato de inversión, están avanzando hacia un desarrollo solar masivo que podría ver cientos de gigavatios instalados para 2030. El fundador de SoftBank, Masayoshi Son, y el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, dieron a conocer el plan a principios de esta semana; el príncipe heredero comentó: “Es un gran paso en la historia de la humanidad. Es audaz, arriesgado, y esperamos tener éxito haciendo eso.”

El proyecto está planeado para el desierto saudí. Según datos de Bloomberg New Energy Finance, podría ser unas 100 veces mayor que el siguiente mayor desarrollo propuesto, y podría ser “más del doble de lo que la industria fotovoltaica mundial generó el año pasado“. La inversión de 200.000 millones de dólares se destinará a paneles solares, almacenamiento de baterías y una planta de fabricación de paneles solares en Arabia Saudita, según Reuters. La fase inicial del proyecto será de 7,2 gigavatios y costará 5.000 millones de dólares.

Imagen Shutterstock

El proyecto solar de SoftBank podría marcar un gran paso para Arabia Saudita, lejos del petróleo y hacia la energía limpia; Bloomberg dijo que el país sólo tiene proyectos solares a pequeña escala operando en este momento y Reuters dijo que obtienen la mayor parte de su electricidad a través de plantas alimentadas con petróleo, a pesar de que son uno de los países más soleados del mundo.

El analista principal de energía del Economist Intelligence Unit, Peter Kiernan, comentó a Reuters, “Arabia Saudi se está preparando para una economía post-fósil, dependiente de los combustibles fósiles, en términos de consumo doméstico de energía, y esta enorme apuesta por las energías renovables liberaría gran parte de la producción nacional de petróleo para la exportación, al tiempo que probablemente también ahorraría recursos nacionales de gas“.

 

Fuente:

https://ecoinventos.com