Irak sigue lamentado a las víctimas del atentado terrorista

El ataque, que se cobró la vida a 15 niños, se produjo cuando el país celebraba el Eid al Fitr, que marca el final del mes de ayuno del Ramadán.

Irak continúa lamentando a las víctimas de un atentado perpetrado en un mercado de la ciudad iraquí de Jan Bani Saad, uno de los ataques más mortales de los últimos meses que dejó al menos 90 muertos y más de un centenar de heridos.

Este ataque perpetrado el viernes con un coche bomba y reivindicado por la organización Estado Islámico es uno de los más sangrientos desde que los yihadistas conquistaron territorios en Irak hace un año.

El ataque, que costó la vida a 15 niños, se produce cuando el país celebra el Eid al Fitr, que marca el final del mes de ayuno del Ramadán.

La explosión causó destrozos cuantiosos y dejó en la calle un cráter de cinco metros de ancho y dos de profundidad.