Renunció el policía que mató a Michael Brown en Ferguson

wilson policia

El caso de la muerte del adolescente de piel negra generó varias semanas de protestas en esta ciudad y dejó muchas personas detenidas por los disturbios y enfrentamientos con la policía.

 

El oficial que mató al adolescente Michael Brown renunció al Departamento de Policía de Ferguson, casi cuatro meses después de la confrontación entre ambos que desembocó en protestas en este suburbio de San Luis y en todo el país.

Darren Wilson, quien estaba de licencia administrativa desde que disparó contra Brown el 9 de agosto, renunció con efecto inmediato, señaló ayer sábado su abogado Neil Bruntrager.

Wilson había dicho al periódico St. Louis Post-Dispatch que dejaría su trabajo por “voluntad propia”, porque el departamento de policía le indicó que había recibido amenazas de violencia si permanecía en la corporación. “No estoy dispuesto a permitir que alguien más salga lastimado por mí”, declaró Wilson, quien había trabajado menos de tres años con la policía de Ferguson.

Cabe recordar que Wilson mató a tiros a Brown, de 18 años, debido a un forcejeo a la mitad de la calle; el cadáver del adolescente quedó tirado varias horas mientras la policía investigaba, en tanto se arremolinaba una multitud furiosa de personas. La secuela del incidente fueron varios días de tensión y protestas, a veces violentas, por lo cual el gobernador de Missouri, Jay Nixon, solicitó la asistencia de la Guardia Nacional.

Algunos testigos afirman que Brown tenía las manos en alto cuando le disparó Wilson. El agente dijo al jurado investigador que revisó el caso que temió por su vida cuando Brown lo golpeó e intentó quitarle la pistola. El jurado revisó durante más de tres meses las pruebas y anunció el lunes que no encausaría a Wilson, de 28 años.