Turquía bombardeó tres objetivos yihadistas en Siria

La lucha contra el grupo Estado Islámico (EI) comenzó este viernes con un primer bombardeo aéreo contra posiciones yihadistas, deteniendo además a 251 personas en una operación contra el EI y los rebeldes kurdos.

La policía turca detuvo a 251 personas durante una operación antiterrorista lanzada este viernes en todo el país contra el grupo EI y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

“Por el momento un total de 251 personas fueron puestas bajo prisión preventiva por pertenencia a una organización terrorista”, afirmó el departamento del primer ministro, Ahmet Davutoglu. La redada se llevó a cabo en 13 provincias del país, añadió.

Poco antes de las 04 hs (01h GMT), tres cazas F16 de la Fuerza Aéra turca bombardearon en territorio sirio tres objetivos yihadistas, en la zona fronteriza situada frente a la ciudad turca de Kilis (sur).

El jueves, combatientes extremistas habían abierto fuego contra un puesto del ejército turco en la región del mismo nombre, matando a un suboficial e hiriendo a dos soldados. Inmediatamente después, los tanques turcos respondieron abriendo fuego contra una posición yihadista y mataron a uno de los combatientes.

Este enfrentamiento directo llega tras el atentado suicida cometido el lunes en Suruc (sur), que dejó 32 muertos y un centenar de heridos entre jóvenes activistas de izquierda prokurdos que iban a participar en la reconstrucción de la ciudad siria de Kobane.

Las autoridades identificaron como autor a un joven turco de 20 años, Seyh Abdurrahman Alagoz, que según la prensa, había estado en Siria en las filas del EI.

En tanto, Turquía autorizó finalmente a Estados Unidos a utilizar varias de sus bases aéreas, entre ellas la de Incirlik (sur), para bombardear al EI en Siria e Irak, tras una conversación telefónica entre el presidente turco, Recep Tayip Erdogan, y su homólogo estadounidense, Barack Obama.

Hasta la fecha, Turquía había permanecido de brazos cruzados ante el EI en Siria, rechazando intervenir militarmente de forma directa en apoyo a las milicias kurdas, por temor a la formación de una región autónoma hostil en el norte del país.

AFP