El paro nacional docente de este miércoles fue el de mayor acatamiento del año

El noveno paro nacional docente del año tuvo alto acatamiento, a pesar de que esta vez no fue en reclamo por paritarias. Sin embargo, podría ser un anticipo de lo que vendrá, si no hay acuerdo entre gobiernos y gremios. Los chicos y la calidad educativa otra vez son rehenes de un conflicto permanente. 

Un informe de la Universidad Austral detalló que el paro nacional docente de ayer miércoles 29 de noviembre fue el de mayor acatamiento en el año. La adhesión en rechazo al paquete de reformas laboral, previsional e impositiva que el Gobierno nacional envió al Congreso superó incluso la lograda en los paros vinculados con la negociación de paritarias docentes efectuados al comienzo de este año.

De las 24 provincias del país, 18 acataron la medida convocada por CTERA, mientras 2 tuvieron un acatamiento bajo y 4, dispar. Así lo demuestra un informe dado a conocer hoy por la Escuela de Educación de la Universidad Austral.

Entre las consideraciones del trabajo de investigación, el director del estudio y decano de la Escuela de Educación, Dr. Julio César Durand, destaca que “con el nivel actual de días de clase perdidos, es preocupante que por toda respuesta los gremios vuelvan a presentar su tradicional práctica extorsiva: los paros. No parece que sea el modo de intercambiar ideas y de proponer la alternativa superadora que consideren”.

En ese sentido, el académico profundiza:”Más allá de que a principio de año los paros se hayan vinculado con la paritaria, la inflación y la pérdida del poder adquisitivo, y ahora con el rechazo al paquete de reformas laboral, previsional e impositiva que el Gobierno envió al Congreso de la Nación; la realidad es que debemos llegar a acuerdos no sólo sobre todos estos aspectos, sino también en cuanto modalidad de trabajo de los docentes, dedicación, capacitación permanente, cómo se gestionan los cargos, promoción de la persona, horas de trabajo frente al curso y de trabajo colaborativo entre colegas, equipos de trabajo, etc. Una revisión completa del Estatuto docente y una discusión civilizada del perfil profesional requerido para los docentes del siglo XXI”.

Finalmente, Durand vaticina -en alusión a las próximas negociaciones de paritarias- que “este podría ser un anticipo de lo que vendrá, si no hay acuerdo entre gobiernos y gremios”.