Diabetes: afecta a 1 de cada 10 argentinos y la mitad desconoce su diagnóstico

Cada 14 de noviembre se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Una enfermedad crónica que afecta a 1 de cada 10 argentinos mayores de 20 años, de los cuales el 50 % desconoce su diagnóstico.

La diabetes integra el selecto y a la vez dramático grupo de las llamadas Enfermedades Crónicas no Comunicables o Transmisibles, las cuales representan más del 70% de la carga de enfermedad a nivel global, golpeando cada vez más a los países de medianos y bajos ingresos, y sobre todo a los sectores más pobres y vulnerables, comprometiendo no sólo su desarrollo económico sino también social.

Los efemerides mundiales dejan una especie de “efecto positivo” sobre las enfermedades que padecen y convocan a un gran numero de personas, porque ayudan a visibilizar y a extender el radio informativo hacia la  actualización de las últimas terapéuticas, descubrimientos y adelantos científicos que existen o están por llegar. Y es una gran ocasión para concientizar sobre la importancia de prevenir, diagnosticar y controlar adecuadamente esta condición que afecta a más de 425 millones de adultos a nivel global.

En nuestro país 4 de cada 10 personas tienen sobrepeso, y 2 de cada 10, obesidad, según cifras del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación. Estos son factores de riesgo que claramente elevan la posibilidad de desarrollar diabetes.

“El sobrepeso y la obesidad representan una verdadera preocupación en el plano de la salud pública. Cada vez afecta a más personas, con múltiples consecuencias, como un incremento de las afecciones cardiovasculares, neurológicas, cáncer y, por supuesto, diabetes tipo 2”, aseveró Alberto Cormillot, médico especializado en nutrición y diplomado en Enfermedades Crónicas No Transmisibles.

7 de cada 10 casos de diabetes tipo 2 podrían prevenirse si las personas prestaran más atención a ciertas conductas para mejorar su alimentación, realizar actividad física y llevar una vida más activa.

El lema de este 2018 que promueve la Federación Internacional de Diabetes es “Familia y diabetes”, y el objetivo está puesto en aumentar la conciencia del impacto que esta enfermedad tiene en el seno familiar.

“La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a 1 de cada 10 argentinos mayores de 20 años, de los cuales el 50 % desconoce su diagnóstico, esto implica que no toman medidas de cuidados de la enfermedad, que evoluciona hasta presentar complicaciones agudas o crónicas”, afirmó la doctora Carla Musso, coordinadora de Diabetes del Hospital Universitario Fundación Favaloro. Y agregó: “el diagnóstico y el tratamiento tempranos son cruciales para prevenir las complicaciones de la diabetes”.

Tipos de diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. Aparece cuando el organismo pierde la capacidad de producir insulina o de utilizarla correctamente y es la principal causa de enfermedades cardiovasculares, insuficiencia renal, ceguera y amputación de los miembros inferiores. Las mujeres embarazadas también pueden desarrollar esta patología, llamada diabetes gestacional.

Diabetes tipo I: se genera cuando el organismo deja de producir la insulina que necesita y suele aparecer en niños o jóvenes adultos. Las personas con esta forma de diabetes necesitan inyecciones de insulina a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre.

Algunos de los síntomas característicos de este cuadro son: aumento desmedido de sed, sequedad de boca, micción frecuente, cansancio extremo y falta de energía, apetito constante, pérdida de peso repentina, lentitud en la curación de heridas y visión borrosa.

Las personas con diabetes tipo I pueden llevar una vida normal y saludable mediante una combinación de terapia diaria de insulina, estricto control médico, dieta sana y ejercicio físico habitual.

Diabetes tipo II: se da cuando el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el cuerpo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre. Es el tipo más común de diabetes y suele aparecer en adultos.

Las personas con este tipo de diabetes podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que en ocasiones los síntomas tardan años en aparecer o en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones se hacen presentes. Entre los factores de riesgo de esta patología se destacan: obesidad, mala alimentación, falta de actividad física, edad avanzada y los antecedentes familiares de diabetes.

Los pacientes con este tipo de diabetes NO suelen necesitar dosis diarias de insulina pero sí un estricto control médico, medicación oral, una dieta sana y actividad física periódica.

Para el doctor Hugo Sanabria, jefe de la Clínica de Diabetes del ICBA, Instituto Cardiovascular, “los pacientes con diabetes tienen 2 a 3 veces más riesgo de sufrir un infarto, por eso queremos concientizar a la comunidad, y principalmente a quienes tengan diabetes, respecto de lo necesario del cuidado integral de la salud para prevenir complicaciones relacionadas a la diabetes y, fundamentalmente, complicaciones cardiovasculares”.

Perímetro de la cintura y riesgos

Los datos de la tercera Encuesta Nacional de Factores de Riesgo indican que, en población joven, la presencia de diabetes puede aumentar hasta 8 veces el riesgo de fallecer por una enfermedad cardiovascular y 7 veces de tener una muerte súbita.

Por ese motivo es importante identificar a los individuos con mayor riesgo, que son aquellos que presentan sobrepeso u obesidad, en especial a expensas de un aumento del perímetro de cintura. Cuando este supera los 88 cm en la mujer o los 102 cm en el hombre se puede decir que existe un riesgo cardiovascular muy aumentado, encendiendo una luz de alarma y obligando a atender la posible presencia de diabetes o bien a arbitrar los mecanismos para su rigurosa prevención.

La detección de la diabetes se puede hacer a través de distintos exámenes de sangre como Glucemia en ayunas, Hemoglobina (A1C), Prueba de tolerancia a la glucosa oral, así como estudios de orina.

¿Cómo se puede prevenir la diabetes?

*Aumentar el consumo de frutas y hortalizas.
*Evitar los alimentos con alto contenido en sodio (SAL).
*Cocinar sin agregar sal. Reemplazarla con otros condimentos.
*Realizar 6 comidas diarias: 4 principales y 2 colaciones.
*Consumir carnes rojas o blancas (pollo o pescado) no más de 5 veces por semana.
*Evitar el sobrepeso y sedentarismo.
*Sumar al menos 30 minutos diarios de actividad física de manera continua o acumulada: usar escaleras, caminar, bailar, entre otros.
*No fumar.
*Mantener cifras de presión arterial controladas.
*Control del colesterol y triglicéridos.
*Realizar las consultas periódicas con el médico de cabecera para identificar tempranamente cualquier alteración de la glucemia