¿Qué es el salario y como está compuesto?

Uno de los aspectos más complejos y delicados del mercado laboral es precisamente la fijación del salario.

Entendemos por salario, también llamado remuneración o sueldo como: dinero que recibe una persona de la empresa o entidad para la que trabaja en concepto de paga, generalmente de manera periódica. Si bien no es la única forma de retribución que un trabajador pueda percibir, es la principal fuente de ingresos de la mayoría de las personas en el mundo.

Dentro del conjunto de retribuciones que reciben los trabajadores, no todas son de tipo económico, como el salario, sino que también existen otras que consisten en percepciones no salariales, como las dietas o las indemnizaciones. Eso sí, la retribución por excelencia, es decir, la más importante, es el salario.

Actualmente, las empresas no son libres de fijar el salario de sus trabajadores a su antojo, sino que se encuentran fuertemente reguladas por los organismos públicos. El objetivo de esta regulación no es otro que evitar abusos por parte de las empresas en lo referente al salario de sus trabajadores. Sin embargo, para muchos economistas esta regulación es negativa ya que se traduce en grandes trabas al crecimiento de las empresas.

¿Cómo está compuesto el salario?

El sueldo básico: Es generalmente el que figura por convenio de actividad para una determinada categoría. Aunque algunas empresas le suman aumentos acordados con sus trabajadores. Pero nunca puede figurar un monto menor al sueldo básico de Convenio.

Antigüedad: Se otorga de acuerdo con el convenio y puede ser una suma fija mensual por la cantidad de años trabajados o una suma porcentual anual.

Horas extras: Se pagan cuando se extiende la jornada laboral y, en un día normal, el 50% más. En un día feriado el valor de la hora se incrementa el 100%.

Adicionales: Algunas empresas otorgan incrementos salariales pero bajo otras denominaciones como Plus por productividad y/o A cuenta de futuros aumentos, separados del sueldo básico.

Premios: Son de distinto tipo y dependen de variables independientes: los convenios específicos, acuerdo por empresa y los dados por las mismas compañías.

Descuentos: Al trabajador también se le aplican descuentos en su sueldo y son los referidos a obra social, jubilaciones, INSSJP y por cuota sindical.

Jubilación: Tanto para los trabajadores adheridos al sistema jubilatorio de Reparto (estatal) como el de Capitalización (asociado a una AFJP) el descuento es del 11%.

Obra Social: La empresa le retiene el 3% que luego deposita a la AFIP (de ese monto entre el 10 y el 15% se destina al ANSSAL).

Descuento INSSJP: Es otro descuento del 3% que se destina al INSSJP (Instituto Nacional de Seguridad Social para Jubilados y Pensionados- PAMI).

Cuota sindical: No es obligatoria y el porcentaje, que ronda el 2 y el 3% , se aplica según cada gremio y va directo a la entidad sindical.SAC: Otro beneficio que tienen los trabajadores es el Sueldo Anual Complementario (SAC), conocido también como aguinaldo. Se paga cada seis meses. Se calcula como el 50% del mejor sueldo del primer semestre y el 50% del mejor sueldo del segundo semestre e incluye las horas extras.

Asignaciones: En determinados casos, los trabajadores perciben asignaciones a través del ANSES. Para ello, las empresas aportan una suma equivalente al 5,56% de la masa salarial al referido organismo que éste destina a casos especiales. Hay asignaciones por matrimonio, prenatal, maternidad, adopción, hijo, hijo discapacitado, ayuda escolar anual, y por defunción.

Maternidad:  En el caso de la asignación por maternidad, la mujer recibe durante tres meses un monto equivalente a su sueldo pero que no paga la empresa sino el referido organismo.

¿Qué diferencia hay entre salario bruto y neto ?

Un trabajador pacta un salario determinado pero cuando recibe su primer pago llega la sorpresa: las cuentas no dan y su sueldo es menor que el que estaba previsto.  Los motivos son varios, pero en realidad es el desconocimiento por parte del común de la sociedad de la terminología laboral y retributiva que figura en los contratos. Uno de más comunes en este sentido ocurre al confundir el bruto con el neto, un concepto básico que cualquier empleado debe tener presente para conocer exactamente su situación salarial.

El salario neto es lo que el trabajador realmente percibe, es decir, el dinero correspondiente a su sueldo que ingresa en su cuenta una vez se le han aplicado los descuentos de aportes a la Seguridad Social. Mientras, el salario bruto es el total antes de que se produzcan estas deducciones.

Cómo calcular el saldo neto de su salario: haga click en este enlace