5 consejos para madres y padres primerizos

El comienzo de clases genera distintos grados de estrés en los padres y las madres, en especial cuando se trata de primerizos cuyo hijo o hija empieza su recorrido escolar. Los psicólogos afirman que esto se vincula a que el niño deja de estar en un círculo de protección conocido, como la guardería, el jardín de infantes, su casa o la de los abuelos, y pasa a uno donde los tutores ya no tienen pleno acceso. 

Sin embargo, más allá de los miedos lógicos que pueden aparecer, es importante que los papás vivan con alegría esta etapa y sean capaces de inculcarles a sus hijos la confianza para que también puedan disfrutarla y atravesarla con éxito. María Fernanda Díaz, Jefa de Desarrollo Pedagógico de Colegium, plataforma de apps y sistemas de gestión escolar, enumera cinco consejos para madres y padres primerizos que están por experimentar el esperado primer día de clases:

1.  Combatir la ansiedad propia

Es indispensable entender que el ingreso al ámbito escolar se trata de un proceso normal que implicará un crecimiento para los hijos. En ese sentido, es necesario escuchar y, sobre todo, aceptar las emociones propias, procurando manejar la ansiedad para no proyectar en el niño los temores.

2. Preparar y poner atención a las rutinas

Para evitar momentos estresantes e inesperados es fundamental dejar previstos desayunos, horarios, traslados, colaciones, y uniformes escolares. Todo esto ayudará a los papás a estar más calmos y seguros, sintiendo que tienen todo bajo control.

 3. Conversar y compartir con nuestros hijos

Mientras más comunicación haya con el niño, mayor entendimiento y aceptación obtendremos de su parte y es por eso que se recomienda ir eliminando de a poco las dudas hacia los chicos. ¿Cómo? Abriendo espacios de diálogo con ellos para compartir las sensaciones y temores que puedan plantear.

 4. Establecer un vínculo con los docentes

El diálogo fluido con los maestros será esencial para hacer un seguimiento del progreso y evolución de los hijos en este período de su desarrollo, incluyendo cuestiones particulares de salud o familiares que podrían influir en su rendimiento. Para poder llevar a cabo este proceso con regularidad, hay que prestar atención a los medios de comunicación que brinda el colegio, ya sea el cuaderno de comunicaciones, correo electrónico, o plataformas tecnológicas como SchoolNet, una de las apps de Colegium. Tener información extra siempre es efectivo a la hora de iniciar una conversación y ganarse la confianza de los chicos para, a su vez, poder tomar decisiones más acertadas en relación a su educación.

 5. Potenciar el desarrollo de los hijos

En los primeros días, será normal advertir el impulso natural de todo padre o madre de querer solucionar todos y cada uno de los problemas de sus hijos. No obstante, es mucho más significativo para su aprendizaje que se los acompañe en la resolución de los pequeños desafíos diarios, con las herramientas para que ellos mismos puedan hacer frente a estos retos.