Se golpeó la cabeza y ahora habla inglés por la mañana y alemán por la tarde

Su nombre es Hannah Jenkins y todo comenzó después de sufrir un accidente con su bicicleta en 2015.

Una mujer sufrió un accidente con su bicicleta y se golpeó la cabeza en 2015; como secuela pasó algo insólito: por la mañana habla en inglés y por la noche, en alemán.

Su nombre es Hannah Jenkins. Todo comenzó cuando la pareja de la protagonista, Andrew Wilde iba montando bicicleta por el estado de Montana, Estados Unidos, cuando recibió un desconcertante mensaje de texto. En el mensaje, Hannah le escribía en alemán (idioma de su niñez), pero Andrew solo pudo entender dos palabras, “perro” y “hospital”. El joven pensó que algo no iba bien, es por ello que la llamó, pero no contestaba.

Hannah se había quedado en su casa ubicado en Reino Unido a cargo de la empresa de entretenimiento para perros que ella había fundado, mientras Andrew viajaba por los Estados Unidos para prepararse para un concurso internacional de tiro.

Andrew llegó al aeropuerto de Reino Unido con el único fin de poder encontrar a su pareja, pero se dio una gran sorpresa al encontrar a una Hannah diferente. La joven estuvo montando bicicleta, cuando al doblar por una calle, se chocó con otro ciclista, haciendo que cayera y se golpeara la cabeza.

La mujer al despertar, no entendía nada de lo que estaba sucediendo: “No entendía nada”, dice. “Me sentía como si me hubiera despertado en un país extranjero y no podía entender por qué la gente no me hablaba en una forma que yo pudiera entender, en inglés”.

Al parecer, el golpe eliminó el inglés de la cabeza de Hannah, por lo que le quedó el alemán, idioma que aprendió de pequeña.

Ella pudo aprender de nuevo el inglés gracias a la ayuda de su esposo, pero por las mañanas ese idioma suele darle dolor de cabeza al llegar la tarde, es por ello que continua el resto del día hablando en alemán.