La Secretaría de Salud de la Nación incorporó tratamientos para el cambio de sexo en el Programa Médico Obligatorio

Adolfo Rubinstein le puso la firma a una resolución que integra las drogas del tratamiento de cambio de sexo al esquema de cobertura para los planes de salud. (Juan José García)

A través de una resolución publicada en el Boletín Oficial, se incorporarán tratamientos hormonales para la cobertura total del cambio de sexo. Éstos formarán parte del Programa médico Obligatorio (PMO).

En dicha resolución se aclara que “con los avances de la tecnología sobre la base de la evidencia disponible, se van incorporando nuevas alternativas para el cuidado del cuerpo y de la salud sexual y la salud reproductiva”.

El Secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, explicó que para sumar los tratamientos al PMO, se consideraron las diferentes recomendaciones desde La Asociación Mundial para la Salud Transgénero (WPATH), la Asociación de Profesionales de Salud Transgénero de Australia y Nueva Zelanda, la Sociedad Endocrinológica de Estados Unidos, la Universidad Central de Amsterdam y el Grupo de Trabajo de Lancet. Éstas instituciones dan cuenta de los beneficios para la salud que tiene el uso de ciertas drogas y tratamientos para el cambio de sexo.

También se aclara que se «reconoce la garantía personal a la identidad de género de las personas», como lo expresa la Ley de identidad de género sancionada en 2012- Dicha ley define la identidad de género como: “la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo”.

La resolución además incluye el listado de cobertura básica que deberá ser actualizado con las nuevas drogas que se utilizan en el proceso de hormonización e inhibición de la pubertad y deberán contempladas por los agentes de seguro de salud.

Estas drogas son: acetato de ciproterona, testosterona gel, 17ß-estradiol gel, valerato de estradiol, espironolactona, undecanoato de testosterona y triptorelina.

Pasan a estar cubiertos en un 100 por ciento para los “pacientes bajo tratamientos hormonales integrales que tienen por finalidad cambiar los caracteres secundarios que responden al sexo gonadal para adecuación de la imagen al género autopercibido”.