El dólar y la tarjeta: ¿cómo conviene pagar para ahorrar?

A raíz de la fuerte subida del dólar que se dio a comienzos de esta semana por el impacto en el mercado de las elecciones primarias, muchos se preguntan cuál es el mejor medio de pago para utilizar, por ejemplo, si se realiza un viaje al exterior y no se tienen dólares en efectivo, o si se tienen consumos en dólares (como las plataformas de streaming internacionales) o deudas en dólares por compras en el exterior.

Una de las principales estrategias que se recomienda para estos casos, es el uso de tarjetas de débito en lugar de tarjetas de crédito, ya que esto asegura que se cobrará al tipo de cambio del día. Sin embargo, hay que tener en cuenta que para esto es necesario tener saldo en la cuenta en la divisa extranjera. Si hay un viaje planeado para más adelante, es conveniente, entonces, especificar al banco la cuenta donde se debitarán los consumos.  Aunque se paguen con monedas que sean distintas, las compras en el exterior se facturan a valor dólar. El vencimiento de la tarjeta se puede pagar en dólares billete o en pesos al tipo de cambio.

En términos de cotización, cada tarjeta toma el precio de referencia del banco al que pertenece. Esta toma el valor del dólar del día de pago del resumen de la tarjeta y no la cotización del día de compra o de cierre del resumen. También se puede pagar en pesos a la cotización que ofrezca la compra (por ejemplo en el caso de Amazon). La ventaja es que se puede “congelar” el precio de la divisa pero, por otro lado, la cotización suele ser más alta que la del mercado.

Algunos bancos permiten el pago anticipado de la tarjeta incluso si no venció, pero hay que esperar a que la compra sea liquidada. Los pagos anticipados se pueden hacer cuando cierra la tarjeta: si no, se cancelan las compras en pesos. Luego del cierre, se cancela la deuda (aunque no haya vencido) en el caso que se pague en dólares.