Por qué el 14 de febrero se celebra el Día de San Valentín

El cuerpo de San Valentín se conserva actualmente en la Basílica de su mismo nombre que está situada en la ciudad italiana de Terni.

Todos los años, el 14 de febrero millones de personas realizan demostraciones de amor a su pareja celebrando San Valentín, pero no todos conocen el origen de esta festividad y mucho menos, que no fue el más feliz de todos.

La romántica celebración por el Día de San Valentín tiene un origen un tanto trágico que fue el precio pagado por concretar los lazos de amor de un grupo de jóvenes.

Transcurría el siglo III en Roma cuando el emperador Claudio II se opuso a la celebración de matrimonios entre jóvenes.

¿El motivo? la autoridad basaba su posición en que los solteros sin familia tenían un mejor desempeño como soldados dado que no tenían vínculos sentimentales y por lo cual darían el todo por el todo en cada batalla.

En medio de ello un sacerdote católico, Valentín de Roma, se mostró en contra de la disposición y decidió desacatarla.

En secreto, celebraba los matrimonios de jóvenes que arriesgaban su unión al desobedecer el mandato del emperador Claudio, pero el secreto no tardaría en ser descubierto.

El 14 de febrero del año 270 el emperador sentenció a muerte al sacerdote Valentín (patrono de los enamorados) sosteniendo que había incurrido en rebeldía y desobediencia. En honor a su muerte, la fecha quedó consagrada como el Día de los Enamorados.

La fecha se comercializó luego del éxito que Esther A. Howland, una ciudadana estadounidense, alcanzó con la venta de tarjetas con motivos románticos que decidió expender por algunos centavos en la librería de su padre, ello en 1840.