GH2022: la Tora aseguró que su honestidad le jugó en contra y que está lista para la revancha

Después de haber sido la quinta eliminada del reality de Telefe, Lucila Villar se emocionó por su paso en la casa y se mostró dispuesta a volver

Fue la participante más repudiada por el público. Y, en la gala del último domingo, Lucila Villar fue eliminada de Gran Hermano 2022 por el 65,38 % de los votos. Así las cosas, este lunes la Tora se sentó frente a Santiago del Moro y los analistas del programa en el Debate, dónde se emocionó al ver su paso por la casa y aseguró que ya estaba lista para la revancha.

“Estoy bien, tranquila. Pero con ganas de revancha ya, te juro que sí”, fue lo primero que le dijo la joven oriunda de Berazategui al conductor del ciclo. Y cuando éste le preguntó por qué pensaba que había sido la elegida por el público para abandonar la casa, respondió: “Por la honestidad y por las formas. Sé que muchas veces choca eso. Pero yo igual prefiero tener esta manera de ser, de ir a lo tora, que caretearla”.

Según explicó, para ella esto fue lo que le jugó en contra en el reality. “La honestidad tan chocante y el hecho de defender algunas posturas muy firmes, yo creo que molestó eso”, dijo la Tora. Y no pudo evitar las lágrimas al ver algunos fragmentos de sus momentos en la casa, en especial, cuando discutió con Walter Alfa Santiago por sus comentarios hacia Constanza Coti Romero, a los que ella definió como “acoso”. “Lindos recuerdos, muy fuertes”, remarcó.

En ese momento, del Moro le preguntó si en algún momento había sentido que la casa le había ganado por su temperamento. “No, porque cuando necesité ayuda la pedí. Me la dieron al toque. Siempre supe que era un juego, siempre supe de las cámaras, de los micrófonos, del afuera…Entonces, no siento que me haya ganado. Si no, tampoco creo que tuviera ganas de volver a entrar”, aseguró Lucila.

¿Cuándo sintió que se iba? “En las cinco semanas que estuve, siempre hubo gritos: ‘¡Tora te vas!’. Tenía comentarios positivos: ‘¡Tora te bancamos!’. Pero, después, tenía muchas voces que decían: ‘¡Te vas el domingo, Tora!’. O: ‘Cata (María Laura Álvarez) y Tora son las próximas’. Y ya cuando se fue Mora (Jabornisky) dije: ‘Van por la Tora’”.

Entonces, del Moro le preguntó si no llegaban a leer desde adentro que, cuando empezaron a irse todos los del grupo denominado Los Monitos, era hora de cambiar de estrategia. “Nosotros, con Cata y con Mora, decíamos: ‘Los que somos amigos de Juan (Reverdito), a placa’. Pero teníamos dos opciones. A mí, lo que me dieron cuando entré a Gran Hermano fue: ‘Lu, divertite. Obviamente jugá, pero sobre todo divertite’. Y me encontraba de repente con un grupo de cuatro o cinco personas con las que me divertía e íbamos a la par. Pero, después, me encontraba con otro grupo en el que son todos tibios, no tienen carácter y no reaccionaban. Así que yo hacía más espejo con los monitos”, explicó Villar. No obstante, reconoció que esos a quienes ella llama “tibios” hoy son los favoritos del público.

Con respecto a su fuerte enfrentamiento con Alfa, en tanto, repitió: “La broma no fue broma. Eso nunca va a ser broma. Si una chica te dice: ‘No, pará’, pará, porque no es no. Y eso te lo voy a discutir con quien sea y como sea. Esas cosas en el 2022, ya no son bromas. Y si alguien te dice pará, pará”. Aunque reconoció que en principio no se dirigió al hombre en los mejores términos y que, después sí, lo pudo hablar más tranquila con él.