Cómo utilizar Labiales negros u oscuros

Algunos tips para lucir estos colores de la mejor manera.

“Esta tendencia es la eterna female, el labio en tonos bordo, vino y muy oscuro, nos evoca a la belle epoque, a los años 20, al francés más bohemio y chic… feminidad transgresora pero eternamente elegante”.

“Las pieles blancas y tipo porcelana son las perfectas compañeras de esta tendencia, y los cabellos castaños y oscuros sus aliados”, aunque detalló que esto no significa que los labiales de estas tonalidades queden excluidos para mujeres que no cumplen con estas características físicas.

“En el mundo del makeup no hay normas, así que seas rubia, pelirroja o con el cabello rosa, apuesta por este look que nunca pasa de moda”.

“La clave, para lucir este labio, es llevarlo perfecto, aquí no vale el me maquillo en el auto, o sin mirarte en el espejo. Este look requiere atención y cuidado”, precisó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

t h e p o w e r . . . #black #nyxcosmetics_es #nyxprofessionalmakeup_es #080barcelonafashion Fotón 📸 @wag1mag

Una publicación compartida de Silvia Pellissa (@silviapellissa) el

 

Ver esta publicación en Instagram

 

El ying del yang 💫 . . . #nyxcosmetics_es #nyxprofessionalmakeup_es

Una publicación compartida de Silvia Pellissa (@silviapellissa) el

 Pasos para unos labios oscuros perfectos

Hidratación y cuidado. Los labios son una zona muy sensible. Se recomienza hidratarlos con algún bálsamo o crema de tu preferencia antes de comenzar a pintarte.

Antes de aplicar el labial retirará con un tissue el resto de hidratante. Recordá que una superficie oleosa no favorece la buena pigmentación y duración. Acto seguido, aplica el primer. Este servirá para crear una barra protectora para evitar que el labio se seque y, además, crea un efecto de “agarre” del pigmento.

El perfilador es clave a la hora de utilizar un labial oscuro. Ayuda a definir la forma e incluso hace que tus labios luzcan más grandes y perfectos. Por supuesto, el perfilador debe ser del mismo tono que el labial.

Lo mejor, a la hora de maquillar el labio con este tipo de tonos, es utilizar brochas más anchas de lo normal. Con los labiales oscuros la pigmentación suele ser más complicada y es más difícil de que queden perfectamente uniformes. Por ello es importante no estar ‘repasando’ el labial todo el tiempo.