Alberto Fernández a Bolsonaro: “Celebro que un misógino y racista hable mal de mí”

El candidato presidencial del Frente de Todos cruzó a su par brasileño luego de que afirmara que si gana el kirchnerismo podría haber una crisis migratoria. Anticipó además una “relación conflictiva”.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, cruzó a su par brasileño Jair Bolsonaro, luego de que éste afirmara que un triunfo de su fuerza en las elecciones de octubre podría desatar una crisis migratoria de argentinos hacia su país, como sucede en la Venezuela de Nicolás Maduro.

“Gente de Rio Grande do Sul, si esta izquierda regresa en Argentina, podemos tener aquí un nuevo estado de Roraima (estado fronterizo con Venezuela). Y no queremos eso, hermanos argentinos huyendo para acá en vista de las cosas malas que parecen estar pasando allí si estas elecciones celebradas ayer se confirman ahora en el mes de octubre”, dijo Bolsonaro ayer durante un acto, informó Globo.

Tras estos dichos, Fernández salió al cruce del ultraderechista brasileño.  “Con Brasil nos vamos a llevar espléndido, va a ser siempre nuestro principal socio. Bolsonaro es una coyuntura en la vida de Brasil como Macri es una coyuntura en la vida de Argentina”, dijo en diálogo con Corea del Centro (NetTV).

“En términos políticos, yo no tengo nada que ver con Bolsonaro. Celebro enormemente que hable mal de mí. Es un racista, un misógino, un violento (…) Lo que le pediría al presidente Bolsonaro es que lo deje a Lula libre y que se someta a elecciones con él en libertad”.

A última hora del lunes, Bolsonaro volvió a arremeter contra el candidato kirchnerista, anticipó una“relación conflictiva” y puso un signo de interrogación sobre el futuro del Mercosur.

“Tenemos que ver cómo queda la situación, nadie quiere romper, yo no quiero romper unilateralmente pero el mismo candidato que ganó las primarias dijo que quiere revisar el Mercosur. Es una señal inicial de que habrá una situación bastante conflictiva”, dijo Bolsonaro a periodistas.

Fernández se impuso con el 47,1% de los votos al presidente Mauricio Macri, que logró el 32,66% de los sufragios, por lo cual es el candidato con más chances de ser electo presidente en las elecciones generales de octubre. De obtener un resultado igual, ni siquiera se llegaría a una segunda vuelta.