Gianfranco Macri desligó a la empresa familiar del pago de coimas

El hermano del Presidente presentó un escrito y reclamó su sobreseimiento ante el juez Bonadio.

Gianfranco Macri, el hermano del presidente Mauricio Macri, negó hoy haber “cometido algún delito”, reclamó su sobreseimiento y sostuvo que “el grupo Socma ni nadie de la familia Macri tuvo jamás ninguna relación societaria y económica” con la empresa Autopista del Sol, investigada en la causa de los cuadernos de la corrupción. Así lo aseguró esta mañana, en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py 2002, al prestar una declaración indagatoria que ordenó el juez federal Claudio Bonadio, en el marco de una de las investigaciones que tramitan junto a la causa de los cuadernos de la corrupción.

Gianfranco Macri declaró ante dos secretarios del juez sus vínculos con la empresa Autopista del Sol: hizo una breve exposición, sin que le hicieran preguntas y entregó un escrito en donde explicó que “desde el año 2001 la firma Sideco dejó de participar tanto de participar tanto en la administración –asamblea- de la firma Ausol, luego de haberse desprendido de su paquete accionario, perdiendo así toda injerencia en el giro de los negocios de esa compañía, en la elección de autoridades y en la conformación de la voluntad social”.

De esta manera, Gianfranco –en nombre de la familia Macri- rechazó las sospechas de haber entregado coimas a la asociación ilícita que habría funcionado en el gobierno de Néstor y Cristina Kirchner para obtener negocios fijaba el Ministerio de Planificación. Su primo, Angelo Calcaterra, ya fue procesado acusado haber sido parte de esa banda, tras declarar como imputado-colaborador, algo que ya apeló ante la Cámara Federal.

Pero Claudio Uberti, el ex encargado de las concesiones viales, declaró también como arrepentido que los encargados de los seis corredores viales entregaban coimas mensualmente. Nunca mencionó el apellido Macri. El juez Bonadio, sin embargo, dispuso el lunes pasado la indagatoria de los responsables de los corredores viales y de otros empresarios, incluidos Franco y Gianfranco Macri, padre y hermano del jefe de Estado.

Franco Macri, de 87 años, estaba citado para hoy pero su defensa presentó un certificado médico sosteniendo que no estaba en condiciones de enfrentar una indagatoria porque estaría senil. Es probable que en las próximas horas el juez Bonadio disponga que un grupo del cuerpo médico forense verifique esa situación.

En tanto, bajo la lluvia y en una jornada despoblada en los tribunales federales por el paro nacional dispuesto por el gremio de los judiciales, Gianfranco Macri llegó a la sede de Retiro a las 7.30, directo desde el aeropuerto de Ezeiza. Se dirigió al cuarto piso junto a su abogado, Ricardo Rosental, respondió las preguntas personales que se le hace a cada imputado.

Según consta en el acta, como a cada imputado, a Gianfranco Macri se le informó de la ley del imputado-colaborador, algo que muchos empresarios escucharon previamente en este expediente en donde hay más de 30 “arrepentidos”. También se le dijo que podía guardar silencio sin que ello implicara ninguna “presunción de culpabilidad”. Pero el hermano de Mauricio Macri dijo algunas palabras.

“En primer lugar niego terminante haber cometido algún delito –dijo- y deseo aclarar con relación a Autopista del Sol que la firma Sideco (del grupo Socma) solamente mantuvo participación en la administración y conducción de la firma Ausol hasta el 2001”.

“Hasta ese momento Sideco poseía el 33,33 por ciento de las acciones de Ausol junto a con un grupo español y otro italiano, los cuales poseían cada uno también otro 33,33 por ciento de participación. En 2001, tal como dije, Sideco vendió a uno de esos grupos el 23,23 por ciento y colocó el remanente del 10 por ciento en un fideicomiso porque así lo imponía el contrato de concesión para todos los socios de la sociedad”.

Según explicó, “a partir de ese momento Sideco no designó directores, no participó en la operación de la compañía y no asistió a asamblea de accionistas. Eso se mantuvo así, es decir, las acciones fideicomitidas quedaron en poder del banco, hasta que en el año 2017 fueron retiradas por Sideco al solo efecto de ser vendidas”.

“Quiero dejar aclarado que nunca ejercí ningún cargo directivo ni operativo en Autopista del Sol y que durante el periodos aquí investigado estuve volcado al desarrollo de un proyecto personal inmobiliario denominado Buenos Aires Golf Club, lo cual se desarrolló por fuera de Socma”, remarcó.

Además, Gianfranco Macri aseguró que “con relación a Autopsita del Oeste, el grupo Socma ni nadie de la familia Macri a título personal tuvo jamás ninguna relación tanto económica como societaria con esa empresa”, por la que también dispuso su indagatoria el juez Bonadio.

Para terminar, dejó un escrito para que se agregara a su declaracion en donde dio detalles de la actividad de Sideco, “una sociedad inversora constituida en 1961 dedicada en la actualidad al desarrollo de los siguientes negocios petroleros, tratamientos de residuos y distribución y comercialización en el sector automotriz” y su vinculación con la empresa Ausol, en sintonía con lo que expuso in voce.

“Resulta concluyente la falta de intervención del suscripto en los hechos supuestamente ilícitos aquí investigados, que supuestamente habrían sido cometidos entre 2003 y 2007 por parte de la firma Autopistas del Sol SA y Grupo Concesionario del Oeste SA. Sobre esta base fáctica, la situación del suscripto encuadra claramente en el supuesto previsto en el artículo 336 inciso 4º del Código Procesal Penal por lo cual corresponde y así lo solicito se dicte auto de sobreseimiento respecto de mi persona”, aseguró.

En términos similares también declaró Leonardo Maffioli, el CEO de SOCMA y también citado a indagatoria por esta causa.

Cuando Gianfranco Macri se retiraba, una periodista de radio Mitre abordó al empresario para consultarlo por las coimas. Con una sonrisa, el hermano de Macri afirmó que nunca en la vida pagó coimas y cuando le preguntaron por si lo había hecho Franco, respondió “pregúntele a él”.