La AFIP se reunió con P&G pero no le habilitó el CUIT para que pueda operar

1533765_770720226282063_3509106928320457481_n

Representantes de la multinacional Procter & Gamble (P&G), sancionada por la AFIP por supuesto fraude fiscal y fuga de divisas, se reunieron ayer con el jefe del organismo, Ricardo Echegaray, aunque no lograron que deje sin efecto la suspensión del CUIT, que le impide operar.

La maniobra que se le achaca a P&G es una presunta sobrefacturación de importaciones, para incluir en el precio las royalties cuyo giro a las casas matrices está prohibido por el cepo al dólar. Echegaray dijo ayer en una conferencia de prensa que hay miles de compañías investigadas por ese motivo.

Tras el encuentro, en la sede del ente recaudador, desde la AFIP sólo aseguraron que “habrá sucesivas reuniones” y en el mercado se supo más tarde que P&G no había logrado que le levanten la suspensión para operar.

La empresa comunicó: “Estamos trabajando con las autoridades para buscar soluciones inmediatas. Hoy nos reunimos con las mismas en un encuentro fluido y en buenos términos. Estamos totalmente abiertos y comprometidos para encontrar soluciones inmediatas, de modo de poder seguir abasteciendo el mercado con nuestras marcas líderes. Como compañía estamos comprometidos a largo plazo con el país”.

En conferencia de prensa previa, Echegaray dijo que en la mañana de ayer la AFIP había comunicado la suspensión del CUIT de P&G a los bancos comerciales con los que opera la empresa en la plaza local: Citibank; Banco Francés; Royal Scotia Bank; Banco Nación; Bank Boston; Banco Provincia; Banco Galicia y Banco Santander.

También comentó que P&G se presentó a la Justicia esa misma mañana para reclamar contra otra medida de la AFIP en su contra en el mismo expediente: la suspensión en el Registro de Importadores y Exportadores.

El funcionario se preocupó de aclarar que “con Procter & Gamble no tenemos otro objetivo que el de lograr que paguen lo que deben. Y ojalá que lo hagan cuanto antes. Después se arreglarán con la Justicia. Pero la realidad es que el objetivo que perseguimos es que el Estado no se vea defraudado. En cuanto lleguemos a un acuerdo, P&G va a volver a operar en forma inmediata, como pasó con Nidera y Despegar, a las que también se les suspendió el CUIT”, aseguró.

Consultado sobre si existe el peligro de desabastecimiento en las muchas marcas que ofrece P&G (como Ariel; Gillette; Magistral; Pampers y Pantene), Echegaray confesó que “hemos analizado su nivel de stock” antes de suspender el CUIT.