Senado: la oposición se retiró por la presencia de Boudou

boudouLos bloques no oficialistas abandonaron el recinto y pidieron que el vicepresidente “dé un paso al costado”. Morales lo acusó de “andar de joda” y Juez dijo que “genera un nivel de incomodidad intolerable”. Capitanich les respondió diciendo que es “una excusa para no debatir” sobre políticas gubernamentales.

 

Los senadores de la oposición se retiraron hoy del Senado a modo de protesta contra la presencia del vicepresidente Amado Boudou, tras criticarlo con duros términos y exigirle que “dé un paso al costado”. Desde que se conoció el procesamiento, Boudou no presidió sesiones y algunos bloques de la oposición anticiparon que cuando lo hiciera se irían como señal de repudio.

A pesar que en un principio sería encabezada por el presidente provisional del Senado, el santiagueño Gerardo Zamora, finalmente Boudou fue quien presidió la sesión convocada con el fin de escuchar el informe de gestión del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, pero la misma no contó con los bloques no oficialistas en el recinto.

Al inicio de la sesión, Gerardo Morales, jefe de la UCR, anunció la presentación de un proyecto para suspender al vice en sus funciones como titular del Senado mientras dure su procesamiento en la causa Ciccone. Y dijo: “Mientras usted está procesado, anda de joda con la Mancha de Rolando. Nos da vergüenza esta situación y yo no sé qué le pasa a usted, pero está visto que no siente ninguna vergüenza”.

Por su parte, el jefe del interbloque FAP-UNEN, Rubén Giustiniani, le pidió a Boudou “un gesto, un paso al costado, hasta tanto el juez (Ariel) Lijo determine su culpabilidad o su inocencia”.

El senador por el Frente Cívico cordobés Luis Juez aseguró esta tarde que la “presencia” de Boudou “genera un nivel de incomodidad intolerable” en los miembros de la Cámara Alta. Al igual que la jefa del bloque del PRO, Gabriela Michetti, que sostuvo: “Hay muchos ciudadanos que hoy no creen en usted como Vicepresidente de la Nación, tienen sospechas, desconfianza, y nosotros no podemos hacer como que no pasa nada”.

En contraposición, el oficialista Pablo González defendió al vicepresidente y les gritó: “Cuando llegan situaciones que no les gustan se van. Estamos acostumbrados a que se vayan, como en 2001 se fueron en helicóptero”. Otro que también salió en defensa de Boudou fue el neuquino Marcelo Fuentes, quien habló de una “campaña mediática amparada por sectores del Poder Judicial”.

Con respecto al pedido de alejamiento del funcionario procesado, el jefe del bloque de senadores kirchneristas, Miguel Angel Pichetto, rechazó el pedido de alejamiento hecho por la oposición, al sostener que esa “no es materia decisoria del Senado” sino del “Poder Ejecutivo”.

Luego, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, criticó el accionar de los opositores: “Lo que hacen es utilizar una excusa para no debatir desde una postura claramente autoritaria, o porque no tienen argumentos para un debate cívico, o porque no quieren el debate y no creen en el desempeño de las instituciones democráticas”. Además, los acusó de prestarse “al juego de la calesita” con los medios de comunicación.

La exposición del ministro coordinador comenzó a las 16, luego de dos horas de discursos sobre la situación de Boudou. De esta manera, la oposición parlamentaria se negó nuevamente a escuchar el informe de gestión de Capitanich y a interrogarlo sobre las políticas gubernamentales.