El Sindicato de Camioneros emitió un comunicado tras la muerte de un chofer en un piquete

El Sindicato de Camioneros que lideran Hugo y Pablo Moyano, a través de un comunicado , repudió el ataque mortal que sufrió en la localidad de Daireaux un chofer que intentó cruzar un piquete que obstruía la ruta provincial 65 en reclamo por la falta de gasoil.

«El Sindicato de Choferes de Camiones repudia enérgicamente el artero ataque sufrido por el compañero Guillermo Andrés Jara, quien perdió su vida por la cobarde actitud de grupos denominados autoconvocados de la localidad de Daireaux», sostuvo el gremio en un comunicado.

Al respecto, la organización de los Moyano exigió «el inmediato esclarecimiento y detención de todos los responsables de tan repudiable acto».

«Expresamos nuestra solidaridad y acompañamiento a la familia y seres queridos ante tan grave perdida. Declaramos estado de alerta hasta tanto se haga justicia y se actúe con la mayor severidad con los responsables de tan cobarde acto», agregó el sindicato.

A su vez, responsabilizó a «los medios de comunicación y periodistas que constantemente incitan a la violencia atacando a nuestra organización gremial y demonizando a nuestros trabajadores y dirigentes».

La causa por la muerte de un camionero que fue atacado a piedrazos al querer atravesar un piquete en reclamo por falta de gasoil derivó en el arresto de tres acusados.

«Cuando es nuestro gremio el que legitimante inicia alguna medida en defensa de los trabajadores, es judicializado inmediatamente por operadores de la Justicia y del PRO, quienes se dicen defensores de la República, pero cobran en dólares para atacar al movimiento obrero», se quejaron en el comunicado.

Y recordaron: «Tenemos dos compañeros presos de hace dos meses por ejercer un legitimo reclamo gremial sin ningún hecho de violencia ni extorsión (en referencia a los denunciados por bloqueos a una empresa en San Nicolás) y ahora ante la muerte de un trabajador no se ve por parte de esos operadores políticos la desesperación por repudiar esta muerte ni pedir justicia».