La Justicia formoseña sobreseyó a Gildo Insfrán por las coimas a The Old Fund

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, fue sobreseido por la justicia de su provincia de la causa que lo investigaba por la contratación de The Old Fund para la reestructuración de la deuda provincial en 2010. Según señalaba el expediente, el mandatario provincial se encontraba acusado de realizar presuntos pagos y cobros de sobornos en el proceso de canje de deuda que tuvo como uno de los principales apuntados al entonces ministro de Economía, Amado Boudou.

La decisión del sobreseimiento fue tomada por el juez Marcelo López Picabea, a quien en la provincia lo caracterizan como “ultradisciplinado” con el poder local. Según estableció en su resolución, los decretos que firmó Insfrán no tuvieron vinculación alguna con la contratación de The Old Fund ni la consultora tuvo rol alguno en la operatoria.

“En su dictado [en alusión a los decretos que firmó Insfrán] no media la finalidad atribuida en la imputación sino, categóricamente, que este decreto, a la par de la necesaria aprobación del convenio, con igual o mayor importancia para su ejecución, tuvo la expresa finalidad de garantizar con recursos provinciales el cumplimiento de los pagos comprometidos a la Nación en el convenio suscripto y aprecio que está muy lejos de configurar un aporte personal o una contribución al hecho típico descripto en la acusación”, estimó el magistrado.

El juez Marcelo López Picabea

El sobreseimiento de Insfrán por la Justicia provincial se produjo poco después que la jueza federal de Formosa, María Belén López Mace, se declarara incompetente y dispusiera que el expediente pasara a los tribunales formoseños, que ya en 2012 intentaron cerrar el caso sin investigar lo ocurrido.

No obstante, y con las mismas pruebas con las que en Formosa se descartó todo, en Comodoro Py se siguió, y así, por ejemplo, se pudo imputar, procesar y condenar a Amado Boudou, y a sus socios del negociado por el cual, supuestamente la empresa The Old Fund, cuyo titular figuraba era el “arrepentido” Alejandro Vanderbroele, “asesoró” a la provincia de Formosa en el refinanciamiento de su deuda con el Gobierno nacional por la suma de 7600 millones de pesos.

Uno de los impulsores de la denuncia contra Insfrán fue el senador de Juntos por el Cambio que representa a Formosa en el Congreso de la Nación, Luis Naidenoff.

Al respecto, sostuvo: “No me sorprende, porque la justicia provincial, con total honestidad brutal, es un garante de la impunidad, un garante de la obscenidad; y este fallo de López Picabea es un claro ejemplo de lo que ocurre cuando la justicia está sometida al poder político.”

Y sentenció: “Es un cheque en blanco para la impunidad de los funcionarios públicos; no hay antecedentes en la provincia de funcionarios públicos involucrados en casos de corrupción que hayan recibido condena”.

Para Naidenoff ya es inédito que una causa como la de Ciccone se haya desdoblado, permitiendo así que la “parte de Formosa” sea “juzgada en Formosa” cuando forma parte de una gran causa. “Era sabido que esto pasaría, ya ocurrió en su momento cuando el juez Shur mandó al archivo la causa; y con esos mismos documentos y las pruebas, tramitadas en Comodoro Py, otro fue el desarrollo y se pudo llegar a la condena del ex vicepresidente (Amado) Boudou”.