El presupuesto 2022 recorta un 6,2% los fondos para educación

Así lo indica un informe realizado por el Observatorio de Argentinos por la Educación, agregando que la reducción es de alrededor de 34 mil millones de pesos respecto de 2021.Desde el Ministerio dijeron que se está trabajando “en corregir los errores».

Un informe del Observatorio de Argentinos por la Educación indica que en el proyecto de Ley del Presupuesto 2022 -enviado al Congreso hace ya casi dos meses- el Gobierno nacional recorta en un 6,2% los fondos destinados a Educación de con respecto al año anterior.

De acuerdo al estudio, en 2022 se destinarán $522.490 millones para educación – el 5,4% del total de gastos previstos- por lo que la reducción será de aproximadamente 34 mil millones de pesos respecto al 2021.

La respuesta oficial

Voceros del ministerio de Educación de la Nación respondieron que se está trabajando “en corregir los errores del presupuesto para aumentar la inversión en educación respecto de lo que se invirtió este año”, sin más detalles, según publica La Nación.

Según la Ley de Educación Nacional sancionada en el año 2006  la proporción de gasto total destinado a educación (Nación más provincias y CABA) debe ser del 6% del PIB como mínimo en cada ejercicio. Sin embargo, durante el periodo 2013 a 2018 (último año con información consolidada oficial disponible) dicho monto sólo fue cumplido en 2015 cuando se aprobó el presupuesto para el 2016.

Como se muestra en el gráfico, en los gastos del Estado Nacional para el período estudiado, «se observa que lo destinado al Ministerio de Educación representa entre el 4,2% y el 5,9% de los gastos totales de dicho nivel de gobierno. El ministerio que presenta la mayor participación desde esta perspectiva jurisdiccional es el de Trabajo, Empleo y Seguridad Social el cual representó entre el 39% y 51% a lo largo de cada año, principalmente explicado por los recursos implementados por la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES) que se contabilizan en la cartera mencionada».

Luego del pico del 2016, se observa una caída del 32,5% en términos reales acumulada hasta al año 2020: los gastos en educación se mantuvieron con cierta estabilidad hasta el año 2017 y a partir de 2018 experimentaron una tendencia a la baja, mientras que en 2019 y 2020 se llegó a los valores mínimos en el periodo analizado.

«Luego de la recuperación experimentada durante el ejercicio en curso, el proyecto de Ley de Presupuesto 2022 prevé gastos correspondiente a la función educación por $522.490 millones que presentan una reducción de alrededor de 34 mil millones de pesos respecto de 2021 (siempre considerando valores constantes de 2021). El 67,6% de esa reducción (equivalente a 23 mil millones de pesos) corresponde al Ministerio de Educación», detalla el informe.

Por último, el estudio señala que el proyecto de ley del presupuesto para 2022, prioriza el programa 47 de implementación del programa federal Juana Manso, representando un 34,1% del total de los otros gastos (11,5% del total). La gestión de becas continúa en el segundo lugar manteniendo un 18,5% de los gastos (6,2% del total). Por último el programa 32 muestra otra leve recuperación en términos relativos pasando a 800 millones de pesos de 2021 (representando un 0,5% de los otros gastos y 0,18% del total).