Financial Times: “Los argentinos deben rechazar el regreso del peronismo”

En un duro editorial, el periódico británico advierte que “el regreso de Cristina Kirchner oculta un fuerte deseo de recuperar las palancas del poder y volver a las políticas económicas populistas”.

El Financial Times, uno de los periódicos económicos más influyentes del Reino Unido y el mundo, publicó un durísimo editorial este viernes, en el que advierte sobre los riesgos que la vuelta del peronismo podrían ocasionar y donde asegura que el “programa de austeridad” de Mauricio Macri generará “ganancias a largo plazo”.

Bajo el título “Los argentinos deben rechazar el regreso del peronismo”, el diario financiero británico -uno de los más importantes del mundo- da su mirada sobre la actualidad del país y advierte que “el espectro del peronismo vuelve a atormentar a la Argentina.

“Cristina Fernández de Kirchner, quien dejó el cargo en 2015 en medio de una inflación galopante, una moneda sobrevaluada y un déficit fiscal desmedido, planea postularse en las elecciones presidenciales de octubre”, señala en inicio del artículo.

“En un giro, la Sra. Fernández dice que se presentará como vicepresidenta en la boleta de su poco conocido ex jefe de Gabinete, Alberto Fernández”, detalla.

“Una mirada al historial económico del peronismo debería asustar a los votantes. El movimiento populista ha dejado un sendero infeliz de fracasos durante siete décadas, desde los controles de precios hasta la nacionalización y la manipulación de los tipos de cambio, respaldados por un endeudamiento insosteniblemente alto”, advierte entonces.

Pero agrega que “desafortunadamente para Argentina, los presidentes no peronistas a menudo encuentran la tarea de limpiar esto tan intimidante que no terminan sus mandatos, y mucho menos completan el trabajo“.

El periódico sostiene que la fórmula Fernández-Fernández “tiene una gran posibilidad de vencer al empresario en funciones que se convirtió en presidente, Mauricio Macri”. Considera que esto es así porque si bien “el programa de austeridad de Macri está ampliamente encaminado a generar ganancias económicas a largo plazo para Argentina, el dolor a corto plazo de una caída abrupta del nivel de vida puede ser demasiado para los votantes”.

“Una nueva Sra. Fernández, reenvasada en colores más moderados, podría ofrecer un alivio más rápido”, afirma. Pero agrega que “la población sufrida de Argentina no debe ser engañada”.

Para el periódico financiero, el regreso de Cristina Kirchner “oculta un fuerte deseo de recuperar las palancas del poder y volver a las políticas económicas populistas que llevaron a la Argentina a la bancarrota en su período anterior. También ofrecería un vehículo para asegurar la inmunidad legal de múltiples casos de corrupción”.

Sin embargo, sostiene que “las consecuencias de otro gobierno de (Cristina) Fernández se sentirían mucho más allá de Buenos Aires”.

Además, señala que “el FMI tiene una historia problemática en Argentina” desde su primer acuerdo en 1958. Aunque sostiene que “el FMI insiste en que ha aprendido del pasado y esta vez hizo hincapié en proteger a los más vulnerables de la sociedad”.

“Los beneficiarios previstos de esta protección dejaron en claro sus sentimientos esta semana en una huelga general que paralizó a gran parte de Argentina”, agrega.

“Pero a pesar del costo político, Macri debería mantener el rumbo”, analiza el Financial Times. Y argumenta que si bien “los argentinos han desconfiado mucho de su moneda”, la única “forma efectiva de cambiar esto es siguiendo una política macroeconómica sólida”.

Entonces considera que “las peores cosas que el Sr. Macri puede hacer cinco meses antes de una elección son los cambios de política” apresurados, que socaven la confianza. “Las limitaciones del programa del FMI y las realidades de la difícil situación económica de Argentina dejan poco espacio para las maniobras de política”, apunta. Pero señala que “Macri debería usar las próximas semanas cruciales para ampliar su coalición, cortejando a los peronistas moderados preocupados por un renacimiento de Fernández”.