Las novedades del caso Nisman: Conferencia de Arroyo Salgado, quien asegura que fue un homicidio

Sandra Arroyo Salgado

La dudosa muerte del Fiscal Alberto Nisman, quien denunció a la Presidenta y parte de su Gabinete por intentar encubrir a los responsables del atentado a la AMIA, sigue produciendo hipótesis enfrentadas respecto a lo que realmente sucedió. Esta vez, fue la ex mujer de Nisman quien causó impacto, leyendo el informe preliminar que su cuerpo de peritos elaboró.

En conferencia de prensa, y con los primeros resultados de su investigación, la Jueza Sandra Arroyo Salgado fue contundente: “El suicidio y accidente quedan de plano descartados, con lo cual, solo podemos concluir que Alberto Nisman fue víctima de un homicidio, sin lugar a dudas.”

La ex esposa del Fiscal fallecido, quien es querellante en la causa en representación de sus hijas, manifestó que hasta ahora la Fiscal Viviana Fein no pudo acreditar su hipótesis, sosteniendo que la funcionaria se inclina por el suicidio, ya  que “Alberto Nisman no se suicidó, sino que a Alberto Nisman lo mataron”.

Todas estas aseveraciones fueron respaldadas por el informe pericial llevado a cabo por la parte y que fue realizado por el equipo de peritos y expertos que Arroyo Salgado asignó al caso.

La investigación de su equipo, sostuvo la Magistrada, arriba a la conclusión del homicidio utilizando como base el análisis de las fotos y videos tomados por la Prefectura y la Policía Federal en el lugar del hecho el día que hallaron el cuerpo, más las fotos y videos de la autopsia, los informes médicos y balísticos. Arroyo Salgado agregó que la inspección ocular requerida por la querella, que tomó lugar el 13 de febrero de este año, ratifico las conclusiones preliminares arrojadas por el informe.

Los resultados en concreto, que fueron anunciados hoy, sostienen que, en primer lugar, el Fiscal Nisman falleció debido a un proyectil de arma de fuego en cráneo y cerebro. Además, que el arma calibre 22 secuestrada en la escena fue la utilizada en el hecho. La tercera conclusión hace referencia al barrido electrónico que se utiliza para determinar la existencia de residuos provocados por el disparo, los cuales dieron resultados negativos en las muestras tomadas del Fiscal.

Además, la Jueza se encargó de aclarar que en el cuerpo fue hallado el rastro de un “mínima ingesta de alcohol”.

Los  puntos finales del informe fueron las conclusiones claves, se afirmó que, contrario a lo que dice la autopsia oficial,  no existió espasmo cadavérico porque hubo agonía. En este punto se explayó Arroyo Salgado, dada su transcendental importancia, sosteniendo que el espasmo en la mano derecha que decretara el informe oficial y que llevaría a pensar en el suicidio, no pudo haber existido si hay agonía, y la agonía fue probada.

Por último, la investigación de parte afirma que el cuerpo sin vida de Nisma fue movido de lugar  y que habría muerto entre la tarde y la medianoche del sábado. Se trata de una diferencia llamativa porque las pericias oficiales aseguran que Nisman falleció cerca del mediodía del domingo.

Foto: Reuters