Portugal aprobó la adquisición de cinco Embraer KC-390

Embraer KC-390

El Consejo de Ministros de Portugal aprobó este jueves 11 de julio la adquisición de cinco unidades del avión carguero militar multipropósito brasileño Embraer KC-390 en un acuerdo valorado en 827 millones de euros. La Fábrica militar de aviones cordobesa FAdeA es uno de los tres proveedores internacionales de este proyecto.

La aprobación fue anunciada por el Ministerio de Defensa del país europeo, que durante el año pasado, comenzó todo el procedimiento para la adquisición de las aeronaves, que en la Fuerza Aérea Portuguesa (FAP), será responsable de reemplazar la misma cantidad del veterano estadounidense C-130 Hércules actualmente en servicio y que juntos, tienen una edad operativa de más de cuarenta años.

La primera entrega está prevista para 2023, con una tasa de entrega de una aeronave cada año, por lo tanto, extendiéndose hasta 2027. Según el gobierno portugués, además de fortalecer la capacidad de las fuerzas militares en el país, el KC-390 será un aliado fuerte en la lucha contra los incendios forestales que afectan al país cada año. Además del transporte de carga, personal y equipo militar, también será desplegado en misión de búsqueda y rescate (SAR).

 

Personal de FAdeA junto a uno de los elementos del Embraer KC-390 que se fabrican en la fábrica de Córdoba.

El acuerdo con el fabricante brasileño también contempla la adquisición de un simulador de vuelo para entrenar tripulantes en territorio portugués y servicio postventa de mantenimiento durante doce años. Este será el primer acuerdo de exportación del carguero militar brasileño que, diseñado a petición de la Fuerza Aérea Brasileña (FAB), es actualmente el avión más grande ya ensamblado en Latinoamérica.

Aunque a primera vista pueda parecer pequeño, el KC-390 es más grande y tiene una mayor capacidad de carga en comparación con el C-130 Hércules. Compitiendo directamente con el Lockheed C-130J, tiene capacidad para transportar hasta 26 toneladas de carga por una distancia de hasta 2.815 kilómetros (1519 millas náuticas), con una velocidad de crucero de 870 kilómetros por hora (km/h) y un techo de servicio de 36 mil pies de altitud (11.000 metros).