Venezuela “entre los 10 peores colapsos económicos de la historia”

La actividad económica de Venezuela cayó un 53 por ciento desde que Nicolás Maduro fue electo presidente en 2013, dijo este miércoles la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional (Parlamento), de mayoría opositora, que también informó que durante el tercer trimestre de este año hubo una contracción de 29,8 por ciento. Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas, indicó en rueda de prensa que este índice es lo más cercano que puede.

Ángel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas, indicó en rueda de prensa que este índice es lo más cercano que puede ofrecer el Parlamento sobre el comportamiento del producto interno bruto (PIB) y que la depresión económica es consecuencia de la baja de la producción petrolera, la hiperinflación, la diáspora y la falta de inversión.

“Más de la mitad del producto se ha perdido como consecuencia de estas medidas que he mencionado anteriormente y como consecuencia de un modelo fracasado que controla, que no genera incentivos y el empobrecimiento del venezolano”, dijo al enfatizar que la crisis del país solo se parece a la que han vivido países con guerras civiles.

Según afirmó, esta depresión económica es la más larga y “la peor que se haya vivido en el continente americano” y con el 53 por ciento “Venezuela se coloca en el top ten,

“Es la más larga y la peor depresión que se ha registrado en el continente americano. Peor que la de EEUU y superior a la guerra civil española”, detalló Alvarado.

El diputado también denunció que “después de haber consumido 30 kilogramos de carne al año, el venezolano come ahora solo 4 kilogramos”.

Estos datos son provistos por la Asamblea Nacional venezolana debido a que el Banco Central no ofrece datos sobre los índices económicos del país desde hace tres años, algo que es interpretado por el Legislativo como una “política de ocultamiento” para no evidenciar la crisis.

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de crudo en el planeta, padece una severa crisis económica expresada en hiperinflación, escasez de alimentos básicos y medicinas y fallas en los servicios públicos como la electricidad y el suministro de agua.

Además, según datos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) el bombeo venezolano promedió apenas 1,17 millones de barriles en octubre pasado, una cifra que es 39 por ciento inferior a la de todo 2017.