Aprueban reglamentación de ley para proteger producción cítrica

HLD

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) aprobó la reglamentación del Programa Nacional de Prevención de HLB (Huanglongbing), creado por la ley 26.888, para proteger la producción citrícola. 

El ingreso de la plaga de HLB pondría en riesgo el patrimonio de 5.300 productores, aproximadamente 120.000 puestos de trabajo directos, el abastecimiento de 440 plantas de empaque y 20 industrias citrícolas, señala la resolución 336/14, publicada en el Boletín Oficial.

El HLB es considerado internacionalmente como la plaga más devastadora de la citricultura, debido a que se dispersa con mucha rapidez antes de mostrar síntomas masivos y causa la destrucción de los cultivos en períodos cortos de tiempo.

Esta enfermedad es transmitida con alta eficiencia por dos vectores y que uno de ellos, el Diaphorina citri, se encuentra presente en la Argentina.

El programa aprobado tiene como objetivo general prevenir la introducción, establecimiento y dispersión del HLB en el territorio nacional.

También tiene objetivos específicos como el de mejorar y adaptar el marco regulatorio y los sistemas de fiscalización vigentes; implementar sistemas de vigilancia para la detección precoz; fortalecer los sistemas de fiscalización de la producción y comercialización de material de propagación cítrico, entre otros.

El Senasa, a través de la Dirección Nacional de Protección Vegetal, es la autoridad responsable de coordinar la ejecución del Programa.

Asimismo, la norma crea una Comisión Técnica Interinstitucional, que contribuirá en la implementación y control del Plan de de Prevención del HLB, integrada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MINAGRI), el Senasa, el Instituto Nacional de Semillas (INASE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC).

También son parte de la misma los gobiernos de las provincias citrícolas (Buenos Aires, Corrientes, Catamarca, Entre Ríos, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta, Santiago del Estero y Tucumán), y representantes del sector privado vinculado a la industria citrícola nacional.