Condenaron a Lula da Silva a 12 años y 11 meses de prisión por lavado de dinero

El expresidente brasileño fue condenado por los delitos de corrupción y lavado de dinero por presuntos beneficios que percibió a cambio de entregar contratos a empresas con Petrobras.

La Justicia brasilera condenó este miércoles a 12 años y 11 meses de prisión al ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula da Silva por los delitos de corrupción y lavado de dinero.

En la nueva causa, la jueza federal Gabriela Hardt consideró que Lula se benefició de las obras por cerca de un millón de reales (unos 271.000 dólares) que tres empresas –Odebrecht, OAS y Schain– hicieron en una casa de campo en Atibaia, municipio en el interior del estado de San Pablo.

La casa está a nombre del empresario Fernando Bittar, un viejo amigo de la familia de Lula, que la cedió temporalmente al expresidente en 2010 para que pudiera disfrutarla con su familia.