Hamilton ganó y aprovechó el abandono de Rosberg

Hamilton

El inglés, piloto de Mercedes, se adjudicó el Gran Premio de Singapur, que se disputó con luz artificial sobre un circuito callejero, en el quee su «coequiper», hasta este domingo puntero de la categoría, quedó fuera de la competencia.

 

Lewis Hamilton ganó el GP de Singapur de Fórmula 1, por la decimocuarta fecha del campeonato, que se disputó por la noche en el circuito urbano de Marina Bay.

El piloto inglés logró la séptima victoria de la temporada y es ahora el nuevo líder del mundial, por delante de su compañero Nico Rosberg, que tuvo que abandonar la carrera. Los Red Bull de Vettel y Ricciardo ocuparon las otras dos plazas del podio. Fernando Alonso colocó su Ferrari en la cuarta posición, por delante de Bottas, Massa, Vergne, Pérez y Raikkonen.

La primera gran sorpresa del día llegaba en la vuelta de formación, cuando el líder del mundial Nico Rosberg se quedaba parado en la grilla y tenía que partir desde boxes. En la largada, Hamilton salió adelante con Alonso que se salteó una chicana y tenía que devolverle la posición a Vettel. El español quedó así entre los dos Red Bull, con Kimi Raikkonen por detrás de Ricciardo.

En la vuelta número 15, Nico Rosberg tenía que abandonar frente a los problemas mecánicos de su Mercedes, dejando así pista libre hacia el triunfo a su gran rival y compañero Lewis Hamilton, el nuevo líder del mundial.

Tras las primeras dos tandas de paradas, en la mitad del Gran Premio, tenía que entrar el coche de seguridad por un accidente sin consecuencias ocurrido al mexicano Checo Pérez. Todas las distancias estaban por lo tanto anuladas y se formaba un tren con Hamilton, Vettel, Ricciardo, Alonso, Massa, Bottas, Button y Raikkonen.

Al reanudar la carrera, la radio le comunicaba a Hamilton: «Vamos a aguantar siete vueltas más con este neumático». Y el piloto inglés preguntaba: «¿No es demasiado arriesgado?». «No», contestaban desde la pared de Mercedes. Las últimas vueltas por tanto se caracterizaban por la incerteza provocada por el aguante de los neumáticos, con Hamilton que tenía que forzar su ritmo para poder parar una vez más que sus perseguidores.

En la vuelta número 53 llegaba la respuesta a la estrategia de Mercedes, que no era positiva para Hamilton. Tras su última parada, el auto del inglés salía a pista detrás de Vettel. Sin embargo, la superioridad técnica del monoplaza alemán es apabullante y en pocas curvas Hamilton superaba al actual campeón del mundo y volvía a liderar la carrera, hasta la victoria final.

Detrás del inglés, se desataba una apasionante lucha por el podio entre los dos Red Bull y la Ferrari de Alonso. El español venía muy rápido, pero en el trazado de Marina Bay es muy complicado el sobrepaso y Ricciardo ejercía un inusual trabajo de equipo para defender a su compañero del ataque del monoplaza rojo y mantener así el podio para los Red Bull.

Fuente: TyC Sports.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here