Girolami festejó en una carrera accidentada

El piloto de Peugeot repitió en la final de este domingo el triunfo que había conseguido la noche anterior en el callejero de Santa Fe. Spataro y Werner protagonizaron un fuerte choque.

 

Néstor Girolami volvió a dominar las calles de Santa Fe. El piloto de un Peugeot 408 repitió su actuación del sábado y se impuso de punta a punta en la final del domingo, en una carrera de Súper TC2000 accidentada. La competencia finalizó con el pace car en pista. El ganador también pegó el salto a la punta del campeonato.

El piloto de Isla Verde, poleman de la clasificación del sábado y quien se alzó con su segundo triunfo de la temporada en una carrera accidentada que terminó por tiempo y con auto de seguridad, fue escoltado por el arrecifeño Agustín Canapino (408), completando un 1-2 para el equipo Peugeot, y el marplatense Christian Ledesma (Linea).

Al igual que el sábado, Girolami volvió a picar en punta con autoridad, dejando atrás a Matías Rossi. El ingreso del auto de seguridad en la vuelta 3 por la detención de Matías Milla le dio una segunda oportunidad al campeón de atacar a Bebu, pero el cordobés volvió a demostrar que es el piloto a batir al sacar nuevamente una diferencia considerable.

El reinicio trajo malas noticias también para Norberto Fontana, quien era líder por un punto en el campeonato hasta el comienzo de la carrera: padeció un problema en uno de los amortiguadores de su Cruze que lo retrasó en el clasificador y le hizo perder las esperanzas de mantenerse en la punta.

Rossi, quien venía como escolta de Girolami, fue otro de los que sufrió problemas en su unidad, en la vuelta 7, por problemas en su motor, por lo que resignó el lugar de escolta en la competencia y adelante quedaron los Peugeot de Girolami y Canapino.

Sin embargo, un giro después las distancias se redujeron a cero otra vez porque debió ingresar nuevamente el auto de seguridad tras un piñazo en la chicana entre los autos de Emiliano Spataro (Renault Fluence), que se quedó sin frenos, y Mariano Werner (Fiat Línea), a quien el piloto de Lanús embistió por detrás de manea muy violenta. Ambos pilotos resultaron ilesos, pero debieron abandonar la competencia.

El resto de la competencia, que volvió a neutralizarse por un incidente entre Bernardo Llaver y Damián Fineschi, confirmó el buen andar de Girolami y dejó como dato destacable la excelente maniobra de Ledesma para superar a Leonel Pernía y arrebatarle el último escalón del podio.

De esa manera, Bebu se fue de Santa Fe, donde ya había ganado la final nocturna de 2012, con 12 puntos de distancia en el campeonato sobre Fontana. La próxima competencia, novena del campeonato, será el 5 de octubre en otro duro trazado como el que propone el autódromo «Eduardo Copello-El Zonda» de San Juan.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here