Así es la escultura de 2.700 kilos del escultor español Jorge Palacios que se expone en New York

La pieza forma parte de la primera muestra de un español en The Noguchi Museum y fue elaborada con más de 680 pequeñas piezas de madera

Desde un taller en un pueblo de Guadalajara hasta el corazón de Manhattan han viajado las más de 680 pequeñas piezas de madera, atornilladas entre sí, que forman parte de Link, la gran escultura monumental que el artista Jorge Palacios(Madrid, 1979) ha instalado frente al edificio Flatiron de Nueva York. La obra, que mide cuatro metros de alto y tres de ancho, forma parte de la primera exposición de un artista español en The Noguchi Museum, el conocido centro de arte del escultor  japonés-estadounidense Isamu Noguchi (1904-1988).

Esta obra de arte público, que cuenta con el apoyo de Porcelanosa, se exhibirá hasta el próximo 6 de noviembre y tiene un peso de 2.700 kilogramos, llegó en barco divida en dos piezas a finales del mes de julio, y es el ápice de una muestra que incluye otras nueve grandes esculturas de madera que se exhibirán, a partir del 26 de septiembre, en las galerías y el jardín de ese museo localizado en Long Island.

“Es la primera vez que el Noguchi Museum comisaría una escultura pública fuera del propio espacio del museo […], muestra la sensación de ligereza que puede llegar a producir un elemento de gran escala, habla de que lo pequeño puede ser rotundo y que lo estático puedo transmitir movimiento”, cuenta Palacios.

Las referencias al trabajo de Noguchi en la obra del escultor español ha sido uno de los motivos por los que ha sido invitado a exponer aquí. Noguchi, que se formó en el estudio de Brancusi, fue una de las primeras grandes referencias internacionales en las esculturas de jardín y sus lámparas Akari –distribuidas por Vitra– popularizaron la cultura nipona en el diseño en los años cincuenta.

Palacios ha buscado también inspirarse en la esculturas cinéticas en movimiento de Noguchi y en su obra Okiagari-Koboshi adquiere los principios de la física del juguete tradicional japonés que se balancea pero no puede derribarse. “He querido trabajar el concepto de lo lúdico que transmitió también Noguchi”, comenta. En la muestra, Palacios, además, incorporará una pieza de bambú en curva de cuatro metros, “una de las mayores del mundo construidas en este tipo de madera”.

El escultor español, que lleva más de 20 años investigando con este material, ya expuso en 2015 en las calles de Nueva York, en el barrio de Soho. Su obra Sketch in the Air fue seleccionada entre las diez más interesantes piezas de arte públicoen Manhattan según los críticos de Artnet.