De la Sota elogió el diálogo de la Provincia con los sectores productivos y se mostró preocupado por el panorama nacional

DSC_0167-2

Con fuertes críticas al gobierno nacional, el gobernador De la Sota dejó inaugurada la 80º Exposición Rural de Río Cuarto. Pidió “reglas claras”, se comprometió en reglamentar leyes de suelo e insentivos para la producción y cuestionó a los ambientalistas, a quienes calificó como “fundamentalistas que vaya a saber que intereses los movilizan”.

 

En la inauguración de la 80° edición de la Exposición Nacional, Comercial, Ganadera Industrial y de Servicios que organiza la Sociedad Rural de Río, el Gobernador José Manuel de la Sota expuso las principales medidas que su gobierno viene implementando para el sector agropecuario provincial, a la vez que cuestionó las medidas que impulsa el gobierno nacional, cuya ideología “es la ineptitud y la incapacidad de comprender y resolver los problemas que padece la Argentina”.

En su discurso, De la Sota trazó un panorama complejo respecto de la situación social y económica del país para los próximos 90 días. “Es más grave de lo que parece”, dijo, a la vez que expresó su preocupación por las erróneas políticas nacionales implementadas para los sectores productivos y económicos, como así también por la carencia de ideas para encontrar soluciones de parte del Gobierno Nacional.

El Gobernador comenzó su oratoria recordando el diálogo permanente que su gobierno mantiene con la Mesa de Enlace Provincial, los empresarios y la CGT: “Tratamos de ponernos a tono con lo que son los problemas y buscar soluciones, sabiendo que a veces de un plumazo un funcionario nacional puede arruinar nuestro esfuerzo”, expresó.

En este sentido, el Gobernador puso como ejemplo el reciente  documento rubricado por el Gobierno con la Mesa de Enlace Provincial y el Grupo de los Seis donde de manera unánime expresaron el rechazo a la llamada ley de Abastecimiento y a la aplicación de la ley Antiterrorista a las empresas en crisis; y donde se exigió la inmediata liberación a las exportaciones de carne, lácteos y las medidas necesarias para la producción triguera.

En materia de suelo, De la Sota sostuvo que los problemas del suelo son parte de la agenda de todos los días. A la vez, elogió los avances tecnológicos que lograron los productores cordobeses y que permitieron un constante crecimiento del campo sembrado.

Por ello, pidió extender a todos los departamentos de la Provincia que sufren la erosión eólica el desarrollo del Consejo Regional de Conservación de Suelo, que funciona en el Departamento General Roca, conformado por amplio abanico de instituciones locales involucradas buenas prácticas agrícolas que garanticen la sustentabilidad del suelo en la región.

“Es necesario generar entre todos los sectores un catálogo de buenas prácticas agrícolas, un registro provincial de los lotes cultivas con maní”, dijo y  a la vez subrayó el diálogo permanente que se viene gestando con cada uno de los sectores involucrados en la temática del ambiente, a los fines de consensuar la aprobación del proyecto de ley de Forestación enviado a la legislatura, que permitirá que el 1% de las tierras productivamente activas de nuestra provincia vuelvan a estar pobladas por árboles, con especies autóctononas o foráneas autorizadas por la secretaría de ambiente.

En materia de siembra, De la Sota informó que el ministerio de Agricultura está trabajando en el armado de un plan estratégico para que el maíz sea parte del futuro estratégico de Córdoba. Y consideró que la sustentabilidad del maíz es fundamental y por eso informó que se está trabajando en el programa Maíz Córdoba, para que cada dos hectáreas de soja haya una de maíz.

“Queremos poner el maíz en la agenda productiva del campo cordobés y por consiguiente a todas las industrias que dependen del cultivo. Queremos que todo el maíz que se produce en Córdoba se procese en Córdoba, lo que devendrá en más carne, leche, cerdo, aves, bioetanol y bio-energía-bio eléctrica, con más puestos de trabajo para todos”, aseguró.

Respecto de la política ganadera, el Gobernador reiteró su pedido para que la Nación revea las medidas que viene implementando y abra las exportaciones a la carne. De la Sota recordó que a causa de las decisiones del Gobierno nacional ya se cerraron más de 140 frigoríficos en el país y 16 mil puestos de trabajo ya se perdieron.

“Insistir en mecanismos errados, equivocados, como es suprimir la exportación, creyendo que de esa manera van a bajar los precios, es no conocer nada lo que significa la producción y seguiremos perdiendo puestos de trabajo”, sentenció.

Seguidamente, De la Sota manifestó que la decisión que él tomaría es la de garantizar a los ganaderos el mismo precio de los cuartos traseros del animal que hay en el mercado internacional para el mercado interno. Con esto, continuó, la producción ganadera crecería una enormidad. Y los cortes populares, los que comemos todos, los que se denominan los cuartos delanteros del animal, caerían a precios re baratos.

Como política provincial, el mandatario recordó el reciente decreto que firmó para cuidar la industria frigorífica. La normativa establece que  los frigoríficos de extraña jurisdicción que vendan carne en Córdoba tienen que dar un anticipo de ingresos  brutos como cualquier empresa cordobesa. No es un impuesto, informó y aclaró que se busca cuidar a las empresas locales.

En materia de lechería, De la Sota solicitó a la Nación que se restituya a los productores tamberos su participación en la cadena láctea, recuperando el 33% del precio de góndola. “La voracidad de las grandes superficies y los impuestos hicieron que el 52% del precio final de góndola quede en impuestos y en lo que ganan las grandes superficies y nuestros tamberos entre un 18 y 20%”, informó.

Panorama complejo

El mandatario trazó un panorama nacional complejo en materia económica y social para los próximos 90 días. “Es más grave de lo que parece”, dijo y agregó: “Debemos estar atentos a lo que ocurra antes de fin de año, donde las necesidades son mayores. Creo que es lapidario lo que está pasando, estamos al borde de un crack económico, caída en las ventas, la inflación creciente, con una emisión sin control y la ineptitud en el manejo de la en la gestión”.

Antecedieron en la palabra a De la Sota, el presidente de la Rural, Eduardo Bagnis y el del titular de la Confederación de Asociaciones Rurales de Tercera Zona (Cartez), José Manubens Calvet, con críticas al gobierno Nacional por el destrato y la falta de políticas para el sector.

El gobernador de la provincia José Manuel De la Sota, estuvo acompañado por su esposa Adriana Nazario, quien preside la Fundación banco de Córdoba, el ministro de Agricultura, Julián López, miembros del Gabinete del Sur y funcionarios provinciales. Participaron de la ceremonia, el intendente municipal Juan Jure,  el ex vicepresidente de la Nación, Julio Cobos y los diputados Hermes Binner, Juan Schiaretti y Alfonso Prat Gay;  representantes de las entidades ruralistas, productores, políticos, autoridades municipales, fuerzas vivas, público en general.

Qué se dijo en Twitter
#RuralRioCuarto