“Influencers” el nuevo canal de Marketing

Los usuarios que utilizan redes tan famosas como YouTube, o Instagram están acostumbrados a seguir atentamente y envidiar, al menos sanamente, a todos aquellos que viajan alrededor del mundo mostrando lugares paradisíacos y hospedándose en hoteles de lujo. Bueno, aunque parezca raro esto se convirtió en una nueva forma de trabajo.

Según una consultora de Comunicaciones Integradas de Marketing, el Marketing para Influencers es una tendencia que va en aumento en América Latina, que se está afianzando en casi todos los rubros, pero que se destaca mayormente en el sector turismo.

La forma de comunicación se está transformando y eso se ve reflejado en los públicos de rangos de edades menores. Hace tres años los influencers vienen tomando fuerza en la toma de decisiones y las marcas ven en ello una oportunidad.

Según un estudio realizado por la Agencia Axon a partir del análisis llevado a cabo durante la feria turística ANATO, uno de los eventos del sector turístico más importante de América Latina, el 82% de los usuarios de servicios de turismo, siguen las redes sociales o el blog de influencers de viajes, moda y/o lifestyle.

Pero hay más. Otros datos del estudio en cuestión arrojaron que el 80% de usuarios consideran que los influencers influyen en su decisión de compra de manera relevante en sus destinos turísticos. El 75% de los encuestados afirman que sus influencers influyen de manera significativa en la reserva y/o compra en hoteles y aerolíneas; y el 71% confirma que el nivel de incidencia de un influencer en su decisión para elegir una agencia de viajes es alta.

El 75% de las empresas de turismo destinan un 20% de su presupuesto a influencers

Sin embargo, a la hora de realizar una campaña, es importante el proceso de selección del influencer. Sobre este tema, por ejemplo: puede que tengas a un influencer con 3 millones de seguidores, lo lleves a un destino pero que no sea el target que el cliente necesita o requiera. La agencia hace ese filtro, investigan quién es, el tipo de seguidores que tiene. Puede ser muy famoso, pero que lo sigan niños con poco poder adquisitivo, o que dependen de los padres, puede ser algo negativo. Entonces, ese no es el influencer que necesitaría la marca. En cambio, un influencer que tiene 300.000 seguidores (micro-influencer), pero éstos son tomadores de decisiones y además prestan atención a lo que dice este influencer, sí tendrá influencia real sobre sus seguidores. A causa de esto los “Influencers” invierten en agencias para generar estrategias y conseguir más “seguidores”, en el caso de la red social YouTube “Suscriptores”. Ver cómo conseguir suscriptores.

El 75% de las empresas del sector destinan, además de la publicidad tradicional, un 20% de su presupuesto a influencers, y, sin embargo, los resultados no son inmediatos. Según manifiestan los expertos de las consultoras, cada cliente es diferente. El hecho de que todo sea medible y cuantificable con herramientas de seguimiento estadísticos  se puede saber si la campaña funciona o no, y en base a eso determinar la  estrategia adecuada. Por ejemplo se puede saber en forma inmediata a cuánta gente llegó, los comentarios positivos y negativos que le destinan sus seguidores. El impacto en ventas como tal no es inmediato.

El impacto de la publicidad tradicional está descendiendo. Igualmente, especialistas del tema creen que hay que tener cuidado teniendo en cuenta que este fenómeno ocurrió de manera muy repentina en los últimos tres o cuatro años. Se recomienda ser estratégico, no nos podemos quedar atrás, pero también hay que tener en cuenta que esto puede tratarse de una moda pasajera. No sabemos con exactitud qué nuevo influencer va a haber en tres años, cuánta fuerza van a tener los que tienen ahora o si esta metodología se va a mantener.