Buenos Aires: la ciudad culinaria que no duerme

La ciudad de Buenos Aires es una de las más hermosas y atractivas de América Latina. Tanto para residentes como para visitantes, resulta muy fácil dejarse atrapar por su encanto, ya que en ella se acoplan perfectamente la arquitectura y las formas europeas con las tradiciones y gustos locales. Buenos Aires es famosa por su movida cultural que incluye teatros y museos por doquier, por ser cuna de numerosos escritores y músicos, por sus vinos, por su larga y apasionada tradición futbolera, y también por su exquisita gastronomía.

Quienes desean aventurarse en tours Buenos Aires, no solo deben estar preparados para deleitarse en lo que van a ver y oír, sino también para complacer a su paladar. Diseminados por toda la ciudad se encuentran decenas de bares y restaurantes reconocidos a nivel internacional, con una oferta gastronómica que mezcla sabores y platos de marcada influencia mediterránea con los famosos asados porteños y las empanadas rellenas de distintos sabores. Es además una ciudad con una importante vida nocturna, por lo que es posible encontrar sitios de comida local abiertos las 24 horas.

Platos típicos de Buenos Aires

El asado

Si hablamos de comida típica porteña (y de toda Argentina), la primera parada es el asado tradicional. Consiste en carne asada a la parrilla, por lo general de ternera o cordero. Comúnmente se acompaña con chimichurri, que es una salsa o aderezo preparado a base de hierbas trituradas, condimentos y aceite.

El churrasco y la milanesa

Otros platos fuertes a base de carne son el churrasco y la milanesa. El churrasco consiste en un corte de carne de ternera (un filete), el cual se cocina a la plancha o en una parrilla y se sirve con ensalada y papas fritas. La milanesa es también un filete de ternera que se rebosa en pan molido y se fríe; este se acompaña de puré de papas.

El puchero y el locro

Entre los platos representativos de Buenos Aires y de Argentina se encuentran diversos tipos de guisos, como el puchero, que se elabora con carnes varias y vegetales, y el locro, cuyo ingrediente característico es la mandioca, aunque también contiene carnes y puede incluir otros vegetales. Con cierto corte de la vaca ubicado entre el costillar y la piel, se prepara un guiso o hervido denominado matahambre.

La buseca

La buseca es otro de los estofados populares de la cocina porteña. Su preparación es similar a la de los callos españoles, se emplea mondongo de res u otro animal troceado y se cocina junto a granos, papas y legumbres. Estos ingredientes hierven resultando un caldo muy espeso que baña las partes sólidas.

Comida callejera en Buenos Aires

Pizzas y empanadas

Caminar por Buenos Aires es encontrar en cada esquina un puesto de comida callejera. Si se anda buscando un tentempié por la tarde para aguardar la cena (la cual suele servirse a partir de las 20:30), la oferta va desde las populares pizzas al corte, hasta las muy tradicionales empanadas, distintas a las de cualquier otro lugar del mundo. Estas empanadas suelen estar rellenas de un guiso de carne o vegetales, aunque existe una infinidad de rellenos posibles. Su masa es suave y la cocción es al horno.

Choripanes y panchos

Los choripanes son otra delicia para los amantes de la comida callejera, estos constan de un pan campesino o baguette relleno con chorizo y acompañado con salsas y aderezos. Dentro de este rango se encuentran también los panchos, similares a los hot dogs estadounidenses, una salchicha dentro de un pan pequeño colmado de papas “pay”.

Sándwiches de bondiola

Son típicamente porteños también los sándwiches de bondiola, que puede ser de embutido elaborado a partir de carne y grasa de cerdo, o simplemente el corte de carne de cerdo. Los emparedados de bondiola se sirven con vegetales y salsas varias. También es tradicional comer “chipá”, que es un pan pequeño y de forma redondeada elaborado a base de mandioca y queso, un aperitivo que delata la mezcla de herencias española y guaraní de la cultura argentina.

Garrapiñadas

Para picar mientras se disfruta de un paseo por las calles y sitios turísticos de Buenos Aires, son imprescindibles las garrapiñadas. Este snack dulce consiste en maní u otros frutos secos sin cáscara cocinados con azúcar y diversas especias. Es común encontrarlos en bolsitas por los quioscos y puestos de vendedores ambulantes de toda la ciudad.

Desayunos y dulces tradicionales

Las medialunas y el pan de miga

Para desayunar las opciones son variadas, empezando por las típicas medias lunas, un pan dulce en forma semicircular similar al croissant francés. Si se busca una opción salada hay que probar el pan de miga untado de manteca y relleno de jamón o algún otro embutido.

El dulce de leche

Sin embargo, los mejores desayunos son los que incluyen dulce de leche, el cual se sirve para acompañar preparados a base de harina de trigo como los panqueques, las tortas fritas, las pasta frola, los pastelitos criollos de hojaldre o las inconfundibles bolas de fraile. Estas son bolas de masa frita rellenas de dulce de leche, crema pastelera o dulce de membrillo.

Dulce de batata

Un postre característico de Argentina que se puede degustar en su capital es el dulce de batata o boniato. Se trata de una especie de jalea a base de esta verdura, azúcar caramelizada y especias varias. Es común encontrar en restaurantes y cafeterías el llamado “postre vigilante” que consta de una parte de dulce de batata entre dos partes de queso blanco.

La chocotorta

Otro dulce típicamente bonaerense es la chocotorta, el cual se trata de una torta por capas hecha con galletas de chocolate, también llamadas Chocolinas, dulce de leche, queso crema, crema de leche y chocolate.

Lugares imprescindibles

Hay calles de Buenos Aires que son “polos gastronómicos” por la abundancia de bares y restaurantes en sus aceras, tal es el caso de Palermo Hollywood, Las Cañitas y Palermo Soho, en el barrio de Palermo. También las vías peatonales de Puerto Madero y La Recoleta, donde se encuentran locales tradicionales como La Biela, el cual abrió sus puertas a mediados del siglo XIX.

Café Tortoni, Bar Sur, 12 de Octubre, Bar de Cao, El Colonial y 36 Billares son algunos de los lugares considerados patrimonio de Buenos Aires, debido a su antigüedad y a su significación dentro de la vida cultural de la ciudad. En muchos de ellos, además de la comida se disfruta a diario de espectáculos musicales y artísticos en vivo.