Lentes que corrigen la presbicia sin tener que utilizar anteojos

Se trata de las nuevas lentes intraoculares multifocales, que se colocan mediante una breve intervención entre el iris y el cristalino. Es una técnica reversible, en el sentido de que no se altera ningún tejido del ojo. Se recomienda a partir de los 40/45 años, cuando aparece la presbicia, que es la dificultad para ver de cerca.  

Las lentes intraoculares, que desde hace años se utilizan para corregir problemas de miopía y astigmatismo, ofrecen, a partir de ahora, una nueva alternativa que permite también solucionar la presbicia en el mismo procedimiento, obteniendo así la independencia total del uso de anteojos.

Esto es así a partir del lanzamiento, en nuestro país, de las nuevas lentes IPCL Presbyopic, las primeras lentes intraoculares fáquicas multifocales, que se implantan mediante una técnica llamada cirugía refractiva entre el iris y el cristalino.

Uno de sus mayores atractivos es que se trata de una intervención totalmente reversible, en el sentido de que no se quita ni se modifica ninguna parte del ojo (preservando intactos la córnea y el cristalino), y se puede explantar (quitar) sin inconvenientes.

Estas lentes tienen seis puntos de apoyo -hápticas- que hacen que sea muy estables y con un centrado perfecto, lo que es muy importante para lograr una buena visión. Estas hápticas son muy delgadas (65 micras) y tienen un efecto almohadilla, para no lesionar la parte del ojo donde van apoyadas.

En la parte central, que es la óptica, es una de las lentes más delgadas, con 80 micras y un agujero cónico que previene el scattering, o pérdida de luz. El material hidrofílico de la lente es lo que permite que no se degrade con el tiempo.

Las nuevas lentes IPCL Presbyopic son 100% se adaptan a las medidas del ojo de cada paciente y se recomiendan a partir de los 40 años, cuando comienza a manifestarse la presbicia, y hasta los 55, dado que a esa edad, en muchos casos, arrancan los problemas de cataratas. En las operaciones de cataratas se colocan lentes multifocales pero, en ese caso, alterando la morfología del ojo, ya que se extrae el cristalino.

Previo a este lanzamiento, la cirugía refractiva con lentes intraoculares fáquicas era indicada  para pacientes con niveles altos de miopía, ya que en esos casos no se recomendaba la operación clásica con excimer láser. A partir de ahora, además de resolver la miopía y el astigmatismo, las lentes intraoculares de IPCL pueden corregir la presbicia, sin tener que volver a usar anteojos.

“Se trata de cirugías que toman poco tiempo, ya que no se deben quitar tejidos oculares, y que permiten preservar la estructura original del ojo. Al ir colocadas en el centro nodal de la visión, detrás del iris y delante del cristalino, facilitan que se logre una buena visión”, señaló Germán Bianchi (MN 98952), Jefe de Equipo de trasplante de córnea de Clínica de Ojos Dr. Nano. El mismo estuvo presentando su experiencia con el implante de estas lentes, entre febrero y marzo, en diferentes congresos, como FACOElche (Elche, España), Congreso Suizo de Oftalmología (Lucerna) y Sociedad Británica de Cirugía Refractiva (Birmingham).

En otros países, como Japón y España, ya se están implantando estas nuevas lentes, que a partir de ahora se podrán utilizar en Argentina.